logo
Noticias
/ Agencia Uno
Noticias 09/03/2021

Los dos implicados del caso Pío Nono rompen el silencio: “Le pido perdón”

El menor empujado al lecho del río Mapocho y el excarabinero Sebastián Zamora entregaron su versión de los hechos.

El matinal de Mega, Mucho Gusto, conversó con los dos protagonistas del caso puente Pío Nono, el menor que fue empujado por Carabineros en el contexto de las manifestaciones de Plaza Italia, y el imputado el exfuncionario policial Sebastián Zamora.

Primero fue el testimonio del menor que cayó desde el puente. “Da rabia e impotencia que nos pasen a llevar por donde quieran, por eso estoy ahí. Por eso todos mis compañeros están luchando, no por hacer desórdenes, ni por ser delincuentes, es luchar por algo más digno, una sociedad más digna”, señaló.

“Soy tranquilo, no molesto a nadie, ni a nada”, aseguró, agregando que le gustaría ver en el futuro un Chile “igualitario, que todo sea por igual, pero no mirarnos en menos por ser del pueblo”.

¿Qué dijo Sebastián Zamora?

Por su parte, el excarabinero Sebastián Zamora recordó aquella jornada cuando empujó al menor al lecho del río Mapocho. Según el expolicía, el menor “estaba golpeando y lanzando objetos contundentes a un carro policial. Lo vi alrededor de 40 minutos antes, puede ser”.

Más tarde, con la salida del piquete de Carabineros “me voy directo a él para detenerlo… Nunca pensé que pudiera pasar”, sostuvo Zamora.

Al ser consultado de por qué no ayudó al menor, Zamora sostuvo que “en ese momento no pensé en otra cosa, entré en un estado se shocked, sí en ese momento pensé que hay que sacarlo”. 

De todas formas, “le pido perdón por el daño causado, por si tiene algún daño físico y psicológico, que se recupere pronto que pueda hacerla las cosas que más le gusten, que no se olvide que todos cometemos errores algunas veces y que mi error quizás fue no bajar o haber hecho las cosas de distinta forma, haber hecho vista gorda, no sé que otra cosa pudiera haber pasado”.

“Pero soy creyente que todo pasa por algo, quizás este golpe nos sirvió a ambos para cambiar el chip y hacer una retroalimentación y ver qué cosa estamos haciendo mal y que cosas estamos haciendo bien”, cerró.