logo
Nacional
/ Aton/Dragomir Yankovic
Nacional 13/03/2021

Iglesia Católica dice que es discriminada por impedimento de hacer ceremonias en Fase 2 del Plan Paso a Paso

Comité Permanente de la Conferencia Episcopal emitió comunicado en el que lamenta cambios en Transición que impiden eventos en todo el país.

Por medio de una declaración pública emitida este sábado 13 de marzo, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile se refirió a las nuevas medidas para el Paso 2 de “Transición” del Plan Paso a Paso, entre las que resalta la prohibición de efectuar cualquier clase de evento en todo el país al menos hasta fin de mes, cuando la decisión será evaluada para que siga o termine, de acuerdo al desarrollo de la pandemia de coronavirus.

La Iglesia Católica dice que la determinación es “una medida discriminatoria, que atenta contra la libertad religiosa de la que nuestro país se siente orgullo”.

“Es muy lamentable que la situación sanitaria provocada por la pandemia del covid-19 haya empeorado en drásticos niveles en gran parte del país. les…. Nos hemos visto forzados a restringir, por el cuidado del bien común, la participación de fieles en las ceremonias religiosas, fuente de esperanza y consuelo ante el dolor y la incertidumbre”, empieza señalando el texto.

El comunicado agrega que “para la gran mayoría de las personas, el auxilio espiritual es un espacio que contribuye a sobrellevar las dificultades y momentos de agobio, como los que vivimos. Por eso nos resulta incomprensible y falto de racionalidad el criterio utilizado por la autoridad en su definición de las nuevas medidas para el Paso 2 “Transición”, que prohíben absolutamente la asistencia de fieles a ceremonias religiosas(exceptuando los funerales)”.

Los integrantes de la Conferencia Episcopal explicaron que “la autoridad conoce las extremas cautelas que hemos adoptado en las celebraciones de fe, con aforos que hasta ayer se reducían a 10 personas en espacios cerrados y a 20 en espacios abiertos, de lunes a viernes. Resulta del todo incomprensible por qué se nos niegue una mínima reunión de carácter espiritual, mientras se permite el funcionamiento de diversas otras actividades que contemplan mayores conglomerados y flujos”.

Y el comunicado termina con la solicitud de una mesa de diálogo formal con todas las confesiones, que permita llegar a normas y disposiciones
que no contradigan la libertad religiosa, para que “de ese diálogo surja
reconsiderar esta medida lo antes posible, especialmente en la proximidad de Semana Santa (del domingo 28 de marzo al domingo 4 de abril) y de otras conmemoraciones importantes para los credos religiosos que convivimos en Chile”.