logo
Noticias
/ Getty Images
Noticias 16/03/2021

¿AstraZeneca es un peligro?: por qué la vacuna ha dejado de administrarse en varios países

Más de una decena de países europeos han detectado varios casos de trombosis tras la aplicación de la vacuna AstraZeneca.

Más de una decena de países europeos decidieron interrumpir el uso de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio Astrazeneca debido a sus complejos efectos secundarios. En las últimas horas Alemania, Francia, Italia, España, Eslovenia, Portugal y Letonia suspendieron la inoculación del fármaco.

¿La razón? El primer país en dejar de administrar la vacuna del laboratorio anglo-sueco fue Austria, luego que detectaran dos casos de coagulación de sangre graves tras su inoculación. Un paciente murió 10 días después de recibir la vacuna, mientras que otro fue hospitalizado con embolia pulmonar.

Luego siguió Dinamarca, que detectó otros casos de trombos, que también incluyó la muerte de un paciente. “Como medida de precaución, las autoridades sanitarias han suspendido la vacunación con AstraZeneca tras una señal de un posible efecto secundario grave en forma de coágulos de sangre mortales”, tuiteó el ministro de salud dáñele, Magnus Heunicke.

De ahí se sumaron otros países del Viejo Continente: Noruega, Islandia, Estonia, Lituania, Luxemburgo, Italia y Rumania. Incluso, el miedo por la vacuna salpicó a Sudamérica: Venezuela anunció que no autorizará el uso de la vacuna de AstraZeneca, debido a las “complicaciones” que se han presentado en algunos pacientes de otros países.

Por el momento se trata de un solo lote de la vacuna (ABV5300) la que se ha relacionado con casos de trombosis, y que ha pegado fuerte en Europa donde un total de 30 personas han presentado trombosis de las 6 millones que se ha inoculado.

Incluso, según explicó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) durante los últimos días se han notificado casos de trombosis venosa cerebral, la que es muy poco frecuente y que ya suma 11 casos en todo el continente europeo.

El doctor Jaime Roque, jefe de Neurología del Hospital del Mar de Barcelona, indicó que “la trombosis de senos venosos es un coágulo que impide que la sangre salga del cerebro. Si afecta a una vena pequeña, provoca un dolor de cabeza o un ataque epiléptico. Si afecta a un seno grande, puede provocar un edema cerebral, aumenta la presión cerebral y puede comportar una complicación muy grave”.

De todas formas, por el momento se desconoce si los casos de trombosis están relacionados con la administración de la vacuna. Incluso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha respaldado la vacuna de AstraZeneca. “Por supuesto que debemos hacer un seguimiento de todo lo que ocurre, pero no hay motivos de pánico. Nosotros recomendamos que los países continúen vacunando con AstraZeneca”, señaló jefa científica de la OMS, Soumya Swaminathan.