logo
Nacional
/ Gentileza / Gentileza
Nacional 02/04/2021

Chilenos crean desinfectante en base a cobre que protege hasta 7 días contra el COVID-19

Muchos chilenos siguen innovando con herramientas útiles para hacerle frente a la pandemia.

Hacerle frente a la pandemia requiere del esfuerzo de todos. Primero, de la población en general mediante el autocuidado. También del esfuerzo de los equipos de salud por cuidar de todos quienes llegan a los hospitales.

Pero también la industria química chilena ha ido innovando para hacer frente a la pandemia.

La empresa nacional Industrialnano Limitada es la principal fabricante de nanopartículas de cobre metálico en solución acuosa. Ahora crearon un producto químico con incorporación de nanotecnología en el área de desinfectantes llamado Amondet. Brinda protección por una semana.

¿Cómo lo lograron?

Se trata de un producto que genera protección antimicrobiana siendo capaz de eliminar no solo bacterias y hongos, sino también virus como el coronavirus.

Otras características de Amondet, es que es un desinfectante de amonio cuaternario de quinta generación con nanopartículas de cobre concentrado, que cuenta con registro del Insituto de Salud Público.

Laboratorio / Archivo

Según la norma ASTM éste producto elimina el coronavirus en un 99,9% a los 10 segundos de aplicado con un efecto residual de hasta 7 días en diferentes superficies.

Daniela Schultz, gerente de nuevos negocios y Mmarketing de la marca señaló que “este producto surge de la combinación de tecnologías de última generación que entregan protección total a precios convenientes, para que la gente pueda cuidarse sin pagar de más”.

Cobre como desinfectante

Lo anterior se refleja en el rendimiento del producto, ya que un litro de Amondet diluido en 60 litros de agua alcanza para sanitizar aproximadamente 2.200 metros cuadrados, recomendando su aplicación cada 3 o 4 días.

Cobre / Archivo

El poder antibacterial del cobre va tomando más fuerza dentro de las empresas, gimnasios, bares y colegios, entre otros. Al menos, cuando podían abrir sus puertas al funcionamiento para mantener a los trabajadores y público fuera de riesgos de contagio. Habrá que esperar.