logo
Noticias
 /
Noticias 08/04/2021

Efecto covid: por primera vez muertes superan a nacimientos en cuatro estados de Brasil

Informe reveló que esta semana murieron dos mil personas más que los nacidos en Sao Paulo, Minas Gerais, Río de Janeiro y Espíritu Santo.

El impacto que ha sufrido Brasil con las muertes por covid-19 tuvo ayer otra arista preocupante para la administración del presidente Jair Bolsonaro, luego de revelarse que por primera vez en la historia del país los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Espíritu Santo han presentado más muertes que nacimientos, según datos entregados este jueves por la Asociación Nacional de los Registradores de Personas Naturales (Arpen).

Según el reporte del portal de transparencia del Registro Civil brasileño, en los primeros siete días de este mes la región conformada por los cuatros estados, cuya población alcanza a los 90 millones de habitantes, sumó un total de 13.998 nacimientos y 15.967 fallecimientos, una cifra que se contrapone a la tendencia de crecimiento demográfico sostenido del último siglo en dicho país.

Si bien es cierto que los datos de Arpen son preliminares, ya que los notarios de todo Brasil tienen un plazo de 10 días para registrar nacimientos y fallecimientos, el resultado es consistente a la tendencia registrada desde que el número de muertes por la pandemia ha aumentado en la nación sudamericana.

Según las estadísticas de Arpen, ya en marzo hubo indicios de este fenómeno porque la diferencia entre nacimientos y decesos en los últimos años bajó, principalmente, por el aumento en el número de contagios y muertes por covid-19 (66.573 fallecidos).

En todo Brasil, la primera semana de abril tuvo 32.177 nacimientos y 31.506 muertes, por lo que los especialistas calculan que el hecho observado en el sureste del país podría repetirse a nivel nacional a finales de este mes en una nación que hoy cuenta con 212,9 millones de habitantes.

Un fenómeno que preocupa a los analistas y expertos brasileños, quienes reconocieron en medios locales que la pandemia de coronavirus, que ya deja más de 340 mil muertos en Brasil, podría acelerar un inédito cambio en los indicadores demográficos de natalidad y mortalidad.