logo
Noticias
 /
Noticias 10/04/2021

Hacker ético: una solución para evitar ciberataques en la red industrial

El año pasado hubo más de 2 millones de intentos de ciberataques en nuesto país y hoy ningún sistema está a salvo de una violación en la red.

A medida que avanzamos hacia el trabajo remoto y adoptamos nuevas culturas de oficina, la amenaza de una violación de la red y los ataques cibernéticos también van aumentado.

Recientes estudios revelaron que en el año 2020 hubo más de 2 millones de intentos de ciberataques en Chile y con esto, cada día escuchamos más la palabra hacker.

Hoy, ningún sistema público o privado está a salvo de un ataque, pero cada vez más empresas han percibido esta necesidad y han abierto sus puertas a “Ethical Hacking”.

En SeguridadAmérica.com cuentan con “Ethical Hacking”, un servicio informático que permite a las empresas evaluar y analizar sus sistemas operativos y servidores con el fin de descubrir puntos vulnerables que tengan sus sistemas y evitar que su ciberseguridad sea atacada.

Cómo funciona Ethical Hacking

Es un análisis exhaustivo de los aplicativos web, analiza el perímetro externo e interno de los servidores y equipos de comunicación identificados por el cliente, como críticos o importantes dentro de su organización.

Permite obtener el nivel de exposición a posibles problemas en la seguridad de la información.

Cada rastreo con Ethical Hacking es finalizado con informes de reporte técnico y con priorización de vulnerabilidades detectadas.

Seguridad América, empresa chilena líder en ciberseguridad, recomienda, a grandes y pequeñas empresas, contar con programas de prevención y protección de datos.

Con el objetivo de estar constantemente adelante de aquellos que intentan vulnerar sus sistemas, haciendo pruebas y ataques propios con la ayuda de los expertos informáticos (Ethical Hacking) para explotar cualquier punto deficiente de los servidores.

Pruebas y rastreos

Los consejos de los expertos en ciberseguridad son realizar pruebas y rastreos, por lo menos, una vez al año.

Un análisis necesita ser reforzado después de un periodo máximo de doce meses. Si se hacen cambios, aunque sean mínimos, a nivel de software, hardware o de infraestructura tecnológica, o incluso, si se llega a cambiar de personal, es necesario que como medida preventiva se realicen nuevamente las pruebas de penetración con el fin de garantizar la máxima seguridad para su empresa, independientemente del tiempo transcurrido desde la última vez.

Lo más importante, aseguran en la compañía, es capacitar y concientizar a todos los actores del ciberespacio sin importar edad, profesión o actividad con el fin de protegernos de las amenazas que se esconden en la red.