logo
Noticias
 /
Noticias 14/04/2021

Policía estadounidense detiene a pareja que encerró por cinco meses a tres menores en su casa

Desde diciembre el padre de los niños y su actual pareja no los alimentaban y los mantenían dentro de una pieza.

Por : Cristian Moreno

De “horrendo” calificó la policía estadounidense del condado de St. Lucie, al sur de la ciudad de Orlando, el caso de tres menores que fueron encerrados durante meses por sus padres, y que finalmente fueron detenidos por la justicia norteamericana.

El caso ocupó gran parte de las portadas de los diarios de hoy en el estado de Florida, que enfatizaron en la crueldad que Óscar Torres (40 años) y su pareja Brittany Kirschenhofer (37) tuvieron con las víctimas, un adolescente de 17 años y una pareja de mellizos, de 16, a quienes incluso mantuvieron con una alimentación deficitaria, que derivó en que los tres jóvenes presentaran una notoria desnutrición.

“Las tres víctimas adolescentes pesaban muy por debajo del estándar aceptado para sus edades”, señaló en conferencia de prensa Brian Hester, subjefe de la oficina del alguacil del condado St.Lucie, quien ratificó que uno de los menores rescatados solo pesaba 22 kilos y sufría de alucinaciones, así como de la pérdida de comunicación verbal, control muscular y otras funciones corporales.

“Todas las evaluaciones médicas confirmaron que esta afección era un resultado directo de la desnutrición y es necesario una sonda de alimentación para intentar que el niño vuelva gradualmente al nivel de nutrición adecuado para su edad”, agregó Hester.

El oficial contó que al registrar el domicilio, los agentes de la policía descubrieron un candado en la puerta de la habitación que compartían las tres víctimas, hecho que la pareja de delincuentes justificó señalando a los oficiales que esas cerraduras eran para mantener a los perros contenidos y permitirle así a los tres menores moverse libremente por la casa.

“Las declaraciones de una de las víctimas indicaron que al menos una de las tres víctimas sufrió algún maltrato físico”, agregó Hester, quien aseguró que según el relato de uno de los jóvenes, ellos tenían que “hurgar secretamente por restos de comida”.

El espeluznante relato de la Policía se complementó con el periodo que los tres niños pasaron en tales condiciones, y que según las pericias, datan de inicios de diciembre. Los menores son hijos de Torres y fueron entregados a su madre biológica, quien no sabía lo que ocurría con ellos luego de haber sido aislada de sus hijos, según la Policía.

En la casa tamnbién vivían los dos hijos biológicos de Kirschenhofer, de 9 y 6 años, quienes aparentemente no habrían sido víctimas de este “espantoso caso de negligencia infantil”, como dijo Hester, y han sido entregados a familiares.

Mientras tanto, la pareja de criminales se mantiene detenida sin derecho a fianza, a la espera de enfrentar a la justicia por tres cargos de abuso infantil y negligencia.