logo
Noticias
/ Facebook / Facebook
Noticias 16/04/2021

El último de “Los Gálvez”: la historia delictual de una de las bandas que se tomó La Legua Emergencia

Bryan Gálvez fue asesinado con 39 disparos, falleciendo de inmediato en el lugar, terminando con la conocida banda narco de La Legua.

“Los Cochinos”, “Los Gálvez”, “Los Cara de Pelota” y “Los Come Perro”. Así se conocen las bandas que se tomaron La Legua Emergencia y una de ellas perdió la noche de este jueves a su líder y último miembro: Bryan Gálvez Calderón.

El joven de 26 años recibió 39 disparos cuando bajaba un vehículo para entrar a un domicilio en San Joaquín. Desde otro automóvil le dispararon sin parar, hiriendo además a otra persona que se encontraba al interior del inmueble.

Y fue la misma subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, quien confirmó que era el último miembro del clan: “Hace muchos años que los periodistas preguntas por el Clan de Los Gálvez, en la Legua. Hoy me preguntan por el último de los Gálvez, lo que refleja el trabajo policial que se ha llevado a cabo en la Legua”, sentenció, a pesar de que su muerte fue provocada por la acción de la delincuencia.

De acuerdo a los antecedentes obtenidos por Publimetro sobre el fallecido, Gálvez Calderón comenzó a ser detenido en el año 2006, es decir, cuando sólo tenía 11 años.

Su primera detención corresponde al delito de receptación, siendo detenido nuevamente el 2008 por lesiones graves, posteriormente por amenazas, conducción en estado de ebriedad, y con condenas por tráfico de drogas.

El clan de “Los Gálvez”

El fundador de este clan es Oscar Gálvez Gutiérrez, que en la década de los 90 comenzó a vender pasta base y cocaína en San Joaquín…se ganó el apodo de “El Loco Tello”.

Fue detenido en el año 2014, pero sus hijos siguieron su legado en las calles de La Legua. Su hijo, Fabián Gálvez Calderón y otras dos hijas, fueron los encargados de reinar con la droga.

Y el “Heredero”, como se hacía llamar Bryan en su cuenta de Facebook, tomó la posta, siendo el último del clan, que estuvo formado en su “mejor momento”, de once personas.