logo
Mundo
 /
Mundo 25/04/2021

Brasil confirma más de 390 mil muertes por covid-19 y declara a abril como el mes más letal de la pandemia

El gigante sudamericano llegó a los 69.282 fallecidos por el virus durante este periodo, decesos que superan a los 66.573 de marzo.

Brasil reportó este domingo mil 305 nuevas muertes a causa del coronavirus y según el cálculo del Gobierno brasileño ya superó los 390 mil fallecidos a consecuencia del virus, en lo que ya supone ser el mes más letal de la pandemia, abril, desde el registro del primer deceso en el país sudamericano, el pasado 12 de marzo de 2020.

Según reportó la agencia Efe, la nación brasileña es “una de las más azotadas por la crisis sanitaria”, acumulando “un total de 390.797 decesos relacionados al covid-19, de acuerdo con el más reciente boletín difundido hoy por el Ministerio de Salud”.

Además, en las últimas 24 horas, se confirmaron 32.572 nuevas infecciones, que elevan el total de contagiados a 14.340.787, pese a “que las cifras podrían ser mayores debido a la reducción del personal responsable de recopilar los datos los fines de semana, que solo terminan de ser consolidados los martes”.

En voces de expertos, Brasil atraviesa una contagiosa y mortífera segunda ola de la pandemia, mucho peor que la primera, y este mes de abril ya se presenta como el más letal de la emergencia sanitaria, con 69.282 fallecidos a la fecha ahora, frente a los 66.573 fallecidos anotados durante todo marzo.

Sin embargo, relata Efe, “si bien la pandemia sigue avanzando rápidamente por todo el territorio brasileño, el promedio de muertes diarias se ha reducido en las últimas semanas y viene situándose en torno a las tres mil, por lo que las autoridades consideran que el país podría haber alcanzado el pico de la curva epidemiológica, aunque a niveles muy elevados”.

La agresiva letalidad de esta segunda ola, al parecer no ha causado mella en gran parte de la población, puesto que este domingo se pudo presenciar a centenares de cariocas llenando las playas de Río de Janeiro, pese a que la autorización de la autoridad estadual sólo es para los días laborales.

Con todo, el Gobierno de Jair Bolsonaro confía en que estas cifras comiencen a disminuir en la medida que el proceso de vacunación, iniciado a mediados de enero de este año, pueda contener la rápida escalada de óbitos y casos de covid-19, pese a que en los últimos días viene enfrentando dificultades en medio de la escasez de nuevas dosis y materias primas para la fabricación local de los antígenos.