logo
Nacional
/ Agencia Uno / Agencia Uno
Nacional 30/04/2021

“Carga estéril”: así evaluó Sergio Muñoz el fallido reclamo para remover a Defensora de la Niñez

Hoy se conoció el fallo mediante el cual la Corte Suprema rechazó en marzo pasado remover a Patricia Muñoz de su puesto.

Por : P.P.M.

La Corte Suprema dio a conocer este viernes 30 el texto íntegro con que rechazó por 14 votos a 1 remover a Patricia Muñoz de su cargo de Defensora de la Niñez. La solicitud fue hecha por diputados de Chile Vamos que fueron encabezados por el RN Tomás Fuentes. El pasado 15 de marzo el tribunal resolvió no acoger la solicitud, pero no se conocían los argumentos.

En 27 páginas los ministros dan cuenta de sus razones en contra de la solicitud, que en parte fue gatillada luego de un video que hizo la Defensoría donde se hablaba de “saltarse todos los torniquetes”. Esto fue visto por los reclamantes como una referencia al estallido social del 18 de octubre de 2019. Los molestó y los llevó a presentar el escrito.

La frase motivo de la molestia es: “Ya se derrumbó toda esa falsa moral, las pancartas lucen la demanda social, siento que debes empoderarte y volar, saltarse todos los torniquetes…”.

Sin embargo, entre los razonamientos del voto de mayoría figura una parte que llama la atención. Los ministros Sergio Muñoz, Haroldo Brito y Jorge Dahm fueron partidarios no sólo de rechazar el reclamo, sino de que los requirentes pagaran las costas, “en atención a lo infundado del requerimiento presentado y, por tanto, la carga estéril que ha significado su tramitación para su contraparte y para el Estado”.

Muñoz y Brito presidieron la Suprema en periodos anteriores.

El fondo

Y sobre el video de los torniquetes, los supremos dicen que “la obra que se ha objetado, ha debido ser analizada de acuerdo a la finalidad tenida en cuenta para su diseño (…), la toma de conciencia de niños, niñas y adolescentes sobre la existencia y cualidades de los derechos de los que son titulares, invitándoles –desde una forma y con un lenguaje próximos- a participar en la vida social, lo que se ha intentado, procurando apartarse, a la vez, de una perspectiva paternalista o adultocéntrica”, dicen.

“La selección literal de sus términos, aunque pueda no ser compartida o sea susceptible de versiones alternativas más conciliadoras, pierde peso frente al mensaje que se intenta formular”, sostienen los magistrados.

Y le ponen la lápida al anhelo de los parlamentarios con el siguiente razonamiento: “La sola circunstancia que lo postulado recaiga en el ámbito de lo debatible, permite ratificar la convicción sobre la ausencia de entidad de los hechos ventilados para configurar la causal de negligencia manifiesta e inexcusable que se ha invocado”.

De todos modos, hubo un ministro que sí estuvo por remover a Muñoz: Arturo Prado.