logo
Mundo
 /
Mundo 30/04/2021

Netanyahu declara luto nacional: impacto mundial por imágenes de tragedia en celebración religiosa que acabó con 45 muertos por avalancha humana en Israel

Primer ministro aseguró que hasta hoy se trabaja en la identificación de los cadáveres en lo que, a su juicio, es “uno de los peores desastres que ha sufrido el Estado de Israel”.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, confirmó hoy que el próximo domingo su gobierno declarará luto nacional luego de la tragedia ocurrida en su país entre la noche de jueves y madrugada de este viernes, y que provocó la muerte de 45 personas tras una estampida humana generada en la celebración del Lag Baomer.

“Me gustaría declarar el domingo como jornada de duelo nacional. Unámonos todos al dolor de las familias y oremos por el bienestar de los heridos”, dijo el jefe de Gobierno al visitar el lugar de la tragedia en el Monte Merón de Galilea, donde hasta ahora siguen las tareas de identificación de casi medio centenar de víctimas mortales, cuyas imágenes fueron profusamente difundidas en videos publicados por diversas agencias de noticias internacionales, medios locales y redes sociales.

Netanyahu aseguró esta mañana que la avalancha humana de esta madrugada, en la que miles de judíos ultraortodoxos celebraban con cánticos, bailes y hogueras la festividad de Lag Baomer, “es uno de los peores desastres que ha sufrido el Estado de Israel”.

“Nuestros corazones están con las familias y heridos, a quienes deseamos una pronta recuperación”, agregó el primer ministro israelí, quien lamentó profundamente las “escenas desgarradoras” que se publicaron tras el desastre que causó la muerte de muchas personas “aplastadas, incluido los niños. Muchas de ellas, no identificadas”.

Por su parte, el presidente israelí, Reuvén Rivlin, honró la memoria de las víctimas encendiendo 45 velas por cada una de ellas frente a su residencia oficial en Jerusalén, donde se abrió un centro de llamadas de urgencia para ayudar a las familias que siguen buscando a familiares y seres queridos que siguen con paradero desconocido desde el incidente.

En el lugar de la tragedia, los restos de la devastación hablan solos: cadáveres tapados, sombreros u otras prendas negras características de los judíos ultraortodoxos son imágenes que consternan en el todo el mundo.

De momento, señalan algunas agencias informativas, la Policía israelí inició las pesquisas para investigar la estampida, mientras la Fiscalía confirmó que abriría una investigación por posible negligencia policial en la gestión de la seguridad del evento.