logo
Nacional
Ignacio Briones - Agencia Uno / Ignacio Briones - Agencia Uno /
Nacional 03/05/2021

Polémica con Boric: Briones muestra que sí hay pan que cuesta $10.000 el kilo

El exministro y candidato de Evópoli dice que, en todo caso, en su hogar compran el pan corriente no más.

Por : P.P.M.

El exministro de Hacienda y candidato presidencial de Evópoli, Ignacio Briones, no dio por cerrada la polémica del pan. Para manifestar su oposición a rebajar el IVA a los bienes esenciales, Briones dijo que era un impuesto regresivo, que favorecería a quienes compraban pan a $10.000 el kilo. El diputado del FA Gabriel Boric tomó esa afirmación para preguntarse a qué panadería va Briones que le vendían el pan a ese precio.

Pues bien, el exministro aparentemente se dio a la tarea de reafirmar su rechazo a rebajar el IVA y también a encontrar panes premium. “Aunque en mi casa se compra pan corriente, lo cierto es que existen panaderías con panes premium que van entre los $8 mil y $12 mil el kilo (acá algunos ejemplos), de la misma forma que existen carnes o verduras premium sobre los cuales se paga IVA. Es correcto que así sea”, escribió.

Y por si quiere degustar tamaños manjares, el ingeniero comercial también publicó sus precios y nombres. Está el pan mestiere, que es relleno con cebolla y queso y que cuesta $2.000 la unidad de 200 gramos. Es decir, cinco de estos panes suman un kilo y cuesta $10.000. También colocó la pinsa romana, que vale $2.000 el “trozo” de 160 gramos: entonces este cuesta $12.500 el kilo.

Los otros dos que Briones pone en su twitter son el torsade aux olives, que cuesta $3.000 la unidad de 300 gramos. Es decir, $10.000 el kilo. Y finalmente el pan de molde de semillas sin gluten, que cuesta $3.899 la unidad de 400 gramos. Entonces, éste costaría $9.748 el kilo.

Sus cálculos

A eso, Briones añade que “buen o mal ejemplo a ojos de los ‘expertos’ de Twitter, lo cierto es que bajando/eliminando el IVA a los alimentos, incluido el pan, estaremos optando por la alternativa A): El Estado le dará $19.000 a la familia más vulnerable y $76.000 a la que no lo necesita. ¿Justicia social?”, se pregunta.