logo
Mundo
 /
Mundo 07/05/2021

EE.UU. no planea “de momento” derribar el cohete chino que caerá este fin de semana a la tierra

En todo caso, el secretario de Defensa norteamericano aseguró que su país tiene la capacidad de “hacer muchas cosas” para evitar que impacte en territorio habitado.

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, afirmó este viernes que “de momento” su país no planea derribar el cohete chino Long March 5B, que viaja sin control a una velocidad de 28 mil kilómetros por hora y está previsto que entre en la atmósfera de la tierra durante la noche de este sábado a domingo.

“De momento, no tenemos planes de derribar el cohete. Esperamos que impacte en un lugar en el que no dañe a nadie, como el océano u otro sitio similar”, dijo en una rueda de prensa el jefe del Pentágono.

Según la autoridad estadounidense, la última previsión hecha respecto de la trayectoria del cohete -que según informó ayer la Fach no estaría “impactando en territorio chileno”-, permite esperar que llegue a la atmósfera desde las 23:59 GMT de este sábado, con un margen de error de más o menos siete horas y 45 minutos, aunque estimaciones más certeras indican que sólo unas pocas horas antes del reingreso a la tierra será posible establecer el horario de su impacto en el planeta.

Consultado por si la nación norteamericana tiene la capacidad técnica para derribar el cohete que envió al espacio al módulo “Tianhe”, el secretario de Defensa aseguró que EE.UU. tiene capacidad para “hacer muchas cosas” con el objeto, aunque insistió en que hasta ahora no tienen planes respecto de lo que harán con él.

Donde sí fue más claro Austin fue en su crítica hacia China, al señalar que quienes operan en el espacio deberían hacerlo “de manera segura y meditada”.

Cabe recordar que el Long March 5B fue utilizado la semana pasada por China para lanzar al espacio uno de los módulos de su futura estación espacial. Tiene una masa estimada que oscila entre las 17 y las 21 toneladas y un tamaño de unos 30 metros, lo que lo convierten en uno de los mayores trozos de escombros que regresa a la atmósfera.