logo
Mundo
/ Reuters / Reuters
Mundo 09/05/2021

Rusos se la juegan: cohete chino caerá en el mar y no le pegará a Chile

Un experto de la agencia espacial de ese país señaló el lapso y el área donde el artefacto tendría que dar con la superficie de la Tierra.

La agencia espacial rusa Roscosmos informó este sábado 8 el lugar y la hora donde caerá el cohete chino Larga Marcha-5B Y2, que debido a complicaciones en su operación quedó fuera de control. Si bien el impacto es inminente, durante toda la semana los expertos especularon e intentaron calcular dónde caería, informó el diario Crónica.

El jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, publicó este sábado las coordenadas aproximadas. Corresponden con un sitio en el océano Pacífico, al este de Nueva Zelanda, en Oceanía. “El intervalo de la entrada prevista a la atmósfera para hoy: desde las 02:34 (23:34 GMT) del 9 de mayo hasta las 08:28 (05:28 GMT) del 9 de mayo”, escribió Rogozin en su cuenta de Twitter.

“La llamada mediana (una media en el intervalo de probabilidades) es un punto en el océano Pacífico al este de Nueva Zelanda, a las 05:54 el 9 de mayo (02:54 GMT)”, agregó. El Larga Marcha-5B Y2, que llevó a bordo el módulo para la construcción de una futura estación espacial china, fue lanzado al espacio el jueves antepasado.

A poco de su lanzamiento, la etapa central del cohete experimentó dificultades y entró inadvertidamente en la órbita terrestre baja. “Algunas de las estructuras de la etapa central del cohete dejarán de existir en las densas capas de la atmósfera, pero elementos estructurales individuales no combustibles pueden alcanzar la superficie de la Tierra”, señalaron desde Roscosmos.

Y los chinos

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, destacó durante una sesión informativa que la probabilidad de daño por el reingreso de su cohete es “extremadamente baja”.

“Hasta donde yo sé, este tipo de cohete adopta un diseño técnico especial, la mayoría de los componentes serán destruidos en el proceso de reingreso, y la probabilidad de causar daños a las actividades de la aviación y al suelo es extremadamente baja”, opinó.

Además, analistas espaciales chino aseguraron el miércoles pasado que “es muy probable que los escombros del cohete que puso en órbita la primera sección de la estación espacial china caigan en aguas internacionales y la gente no debe preocuparse”.