logo
Mundo
 /
Mundo 10/05/2021

Asesinan a tres hermanos de 32, 29 y 24 años: habían sido secuestrados el viernes

Los tres jóvenes fueron sacados de su casa en Guadalajara, Jalisco, México. Fuentes aseguran que fue el ataque de un cartel.

El viernes un grupo fuertemente armado, con ropas de militares y chalecos antibalas irrumpió en la casa de la familia González Moreno y secuestró a tres hermanos, en Guadalajara, Jalisco, México.

Las víctimas fueron Ana Karen (24 años), José Alberto (29 años) y Luis Ángel González Moreno (32 años).

El hecho causó impacto en la comunidad, pues se trató de jóvenes universitarios, alejados a bandas de narcos o grupos violentos.

Según la prensa local, Ana Karen trabajaba en el rubro automotriz, José Alberto estudiaba geografía en la Universidad de Guadalajara, y Luis Ángel era músico y tenía una tienda de serigrafía.

Encuentran los cuerpos

Apenas ocurrió el secuestro, la comunicada inició la búsqueda, incluso, varios profesores de la casa de estudios de Guadalajara hicieron llamados por la vida de los hermanos.

Desafortunadamente, el domingo en la tarde las autoridades encontraron al costado de una carretera, los cuerpos de los hermanos, cerca del municipio de San Cristóbal de la Barranca, en el estado de Jalisco.

Hasta el momentos, las autoridades no han entregado detalles de las primeras pericias a los cuerpos.

Llamado de la U

El mismo rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, habló del brutal crimen de los hermanos González Moreno.

“Hoy se confirma la aparición sin vida de nuestro estudiante José Alberto, y sus hermanos Luis Ángel y Ana Karen. Enviamos nuestra solidaridad a su familia. Toca unirnos y exigir justicia. Por ellas y ellos. Por todos. No podemos acostumbrarnos a que nuestro estado se convierta en permanente escenario de una historia de injusticia y violencia, donde la vida de nuestros seres queridos puede arrebatarse sin más”.

La autoridad universidad agregó que “estos hechos no hacen sino retratar el clima de inseguridad que padecemos en Jalisco y la indefensión en que nos encontramos frente al crimen organizado”, aseguró en un comunicado.

Testigos que vieron cómo secuestraron a los hermanos, aseguran que el “comando” estaba fuertemente armado, que contaban con toda la indumentaria militar y tenían insignias del poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación.