logo
Mundo
 /
Mundo 11/05/2021

Tragedia en Rusia por atentado en colegio de Kazan que deja al menos a 11 personas muertas

Joven detenido por la policía es sindicado como el responsable de haber disparado contra nueve menores y dos funcionarios del establecimiento educacional.

A lo menos 11 personas, entre ellos nueve estudiantes, murieron este martes en un tiroteo producido en una escuela de Kazán, una ciudad del centro de Rusia, donde fuerzas de seguridad locales detuvieron a un joven de 19 años.

Imágenes difundidas por testigos en las redes sociales muestran a niños o adolescentes saltando desde las ventanas del edificio de tres pisos para huir del tiroteo. Según informaciones preliminares, entregadas por Rustam Minnijánov, presidente de Tartaristán, la república musulmana rusa de la cual Kazán es la capital, el número de víctimas fatales y heridos superó a las 30 personas.

“Perdimos siete niños, estudiantes. Cuatro niños y tres niñas. Además, perdimos a un maestro. Y perdimos a otra mujer”, dijo Minnijánov.

Otras 20 personas, 18 niños y dos adultos, fueron hospitalizadas, indicaron autoridades regionales a diversas agencias de noticias internacionales. Además, “seis menores se encuentran en estado grave y en cuidados intensivos”, precisó su portavoz Lazat Jaydarov, mientras que la agencia de prensa local Tatar-inform, aseguró que “las víctimas hospitalizadas tienen entre siete y 62 años”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su pésame a las familias de las víctimas y ordenó una revisión de las reglas del permiso de porte de armas, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por su parte, el Gran Mufti de Rusia, Ravil Gaïnoutdine, “condenó con ira las acciones” de un criminal y denunció “el peor pecado a los ojos del Todopoderoso: el asesinato de inocentes”. Según el Comité de Investigación de Rusia, “el agresor ha sido detenido y se ha determinado su identidad. Es un residente local nacido en 2001″, a quien se le abrió un expediente investigativo por “asesinato”, que por el momento excluye un motivo de naturaleza “terrorista”.

La televisión rusa difundió unas imágenes de un video difundido en redes sociales, donde se mostró al presumible tirador; Ilnaz Galiaviev, un joven sin camisa y ensangrentado tendido en una celda, quien afirmó haber premeditado el atentado porque “odia a todos” y asegurando que era “Dios”.

Además, en una foto se lo ve con ropa paramilitar negra, con una correa para el cuello que dice “Dios” en ruso en letras rojas. Mientras, que el instituto TISBI, donde estudiaba, declaró que el joven, “calmo y no agresivo”, había sido expulsado del recinto educacional por “no presentarse a los exámenes”.

Otro antecedente que entregaron los medios locales tiene que ver con que el joven obtuvo el permiso de porte de armas el pasado 28 de abril y, según la prensa, estaba armado con un fusil de fabricación turca Hatsan, el mismo utilizado en una matanza en una escuela de Crimea en 2018.

“Comenzó el ataque cerca de las 9:30 horas (6:30 GMT), abriendo fuego contra sus camaradas en la escuela N° 175 que cuenta, según el sitio del ministerio de Educación local, con 1.049 alumnos y 57 colaboradores”, afirmaron los medios.

Las agencias de prensa rusas han informado también de un posible segundo atacante, aunque de momento las autoridades locales han insistido en que el joven actuó en solitario en el tiroteo “más grave” que se haya producido en una “escuela rusa desde 2018”.

“Este tiroteo recuerda al de octubre de 2018, cuando un estudiante de secundaria mató a 19 personas antes de suicidarse en una escuela secundaria en Kerch, una ciudad de la otrora península ucraniana de Crimea que Rusia anexó en 2014”, agregaron los medios locales.