logo
Mundo
 /
Mundo 12/05/2021

Profesor tocaba nalgas porque decía que quería ver avances: denunciado por abuso sexual

La conducta de este maestro de un gimnasio ha llevado a un debate judicial en Santiago del Estero (Argentina). Mientras, él está escondido.

Por : P.P.M.

Un profesor de un gimnasio de Santiago del Estero (Argentina) está escondido ya que teme que lo vayan a detener. ¿La razón? Tres denuncias de acoso sexual hechas por tres de sus alumnas, quienes se quejan que el hombre solía manosearles las nalgas escudándose en que él tenía que ver cómo los progresos de sus rutinas.

Según publicó el diario El Liberal de esa ciudad, el pretexto del hombre fue que él debía “dimensionar la evolución de cada rutina”. Una de las presuntas víctimas dijo que en una oportunidad “le bajó la calza y me tocó la cola…”. Pero ella se lo habría cuestionado y la respuesta era que todo forma parte de la rutina, y que “él debe palpar” los progresos naturales.

Otra denuncia

Otra denunciantes habría indicado que una vez la obligó a que ella lo tocara en sus partes íntimas, señalándole “mirá como me pones…”. Una de las denunciantes se ofuscó y él percibió que era la antesala de un escándalo mayor, con próxima escala directa en los tribunales y ahí apareció su abogado.

La Fiscalía de Santiago del Estado insistió en que urge detener al profesor, a quien atribuye cargos de “abuso sexual simple” (dos jóvenes) y “abuso sexual gravemente ultrajante” (una joven). Pero ante estas denuncias en su contra, la defensa, a cargo de Eugenio Chavarría, batalla para evitar la detención.

Pugna en la corte

Un juez rechazó el pedido de hábeas corpus y eximición de prisión que presentó la defensa del profesor. Pero no resolvió si debía ser detenido. Chavarría apeló a esa resolución y acudió ayer a la Cámara de Apelaciones, publicó El Liberal. El defensor pidió rechazar la detención, porque la fiscalía no fundamentó el porqué de su deseo de privarlo de la libertad.

El alto cuerpo habría declarado nula la resolución del juez y, en su lugar, ordenó una nueva audiencia, presidida por un juez de control. En ella, la Fiscalía deberá argumentar el propósito de detención, sostenido en los verbalizados “peligros procesales”, ya que al menos una de las víctimas habría sido presionada para retirar su denuncia, publicó El Liberal.

En tanto, el profesor desapareció de los lugares que frecuentaba, temeroso de ser detenido en la vía pública, porque existe la posibilidad de que tratándose de casos de abuso sexual, hay una corriente que directamente desestima los recursos de eximición de prisión.