logo
Noticias
Agencia Uno/Imagen referencial / Agencia Uno/Imagen referencial /
Noticias 13/05/2021

PDI asegura que sicarios de Alto Hospicio asesinaron a “cliente” por ser “un maldito” y no por dejar a un hijo sin su madre

Jefe de la BH de Iquique dijo a Publimetro que ambos sicarios confesaron que mataron al cliente por querer solucionar así los problemas.

Sicarios detenidos en Alto Hospicio, el pasado 23 de abril, o no dijeron toda la verdad en un principio y ahora se confiesan por completo o definitivamente es una estrategia de la defensa…dos hombres colombianos asesinaron a quien los contrató por la suma de $600 mil, para terminar con la vida de su expareja.

El defensor de uno de los imputados, ha sostenido que no cumplieron con lo pactado con el “cliente”, porque no dejarían a un hijo sin su madre. Claro, porque la potencial víctima tiene un hijo…junto a quien contrató a los sicarios, y llevaban dos años separados.

Publimetro conversó con el subprefecto Carlos Albornoz, jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de Iquique, quien precisó primero que todo, que él no tiene conocimiento de esta supuesta explicación de los detenidos.

Albornoz explica los hechos desde las declaraciones de los sujetos tras su detención y de acuerdo a la investigación del Ministerio Público.

“Desde el minuto uno que aceptan el trabajo, hacen los preparativos, se juntan con la víctima días previos, la víctima les muestran el lugar, hay conversaciones telefónicas, se juntan en la madrugada del día del trabajo y luego reciben el dinero por parte de la persona que contrata“, explica.

Agrega que “cuando tienen todo listo, reciben el dinero, ellos proceden a darle muerte a esta persona, pero esto lo deciden con anterioridad”. Es decir, el subprefecto precisa que antes de cometer el crimen, ellos ya tienen concertado que teniendo el dinero, lo asesinarán…y porque así lo confesaron.

Por otro lado, precisa que deciden terminar con la vida de Cresencio Gómez (59) “porque esta persona es denominada por ellos como un maldito, por querer solucionar los problemas de esta manera”.

“Ellos nunca supieron que la mujer a la que había que matar era la exesposa, ellos sabían que era una mujer que le debía dinero al hombre, y que en el casa se encontrarían con otra persona, pero tampoco sabían que se trataba del hijo de ambos”, precisa Albornoz.

Esto se contrapone a lo que relata el abogado Gabriel Cuevas, quien ha explicado que los sicarios, no dejarían a un joven sin su madre por una especie de código.

“Ellos entregaron declaración voluntaria y con lujo de detalles”, sentenció Albornoz.

“No me atrevería a decir que es ética, lo que menos hay aquí es codificación, no escatiman en delitos contra mujeres, niños y disparar en la vía publica”, sentencia el subprefecto.