logo
Mundo
 /
Mundo 22/05/2021

Mujer abandona a su hijo dentro de un supermercado y se escapa corriendo del lugar

Policía de Nueva York sigue buscando a la joven que dejó al menor en el barrio de Brooklyn, mientras el niño está internado en un hospital.

Impacto causó este sábado en algunos medios de prensa locales en Nueva York la historia de una joven de poco más de 20 años, quien en la tarde de este viernes ingresó a un supermercado junto a su hijo de siete meses, a quien dejó abandonado tras salir corriendo de la tienda.

Según relato de los medios, la mujer llegó a eso de las 19:30 horas (23:30 GMT) a un “deli del barrio de Brooklyn, como se conocen los pequeños supermercados que también ofrecen comida para llevar, transportando a su bebé en un carrito y pidió utilizar el cuarto de baño en la parte trasera del negocio”.

Fue en ese instante que la mujer decidió escapar del local, dejando al menor botado en el comercio. Y cuando varios trabajadores del lugar se dieron cuenta que la joven salía corriendo decidieron llamar a la policía de Nueva York, los que finalmente trasladaron al bebé hasta un hospital para corroborar su estado de salud e iniciar las investigaciones para dar con el paradero de la madre, supuestamente una mujer árabe.

No fue la única que abandonó a su hijo en NY

El hecho tuvo lugar en el barrio de Bushwick, cercano al transitado cruce entre Myrtle Avenue y Wyckoff Avenue, justo un par de días después de un incidente similar en Jersey City, en el vecino estado de Nueva Jersey, donde una adolescente de 14 años entregó a su bebé recién nacido a una clienta de un restaurante para después huir.

En dicho caso, imágenes de una cámara de seguridad del comercio “El Patrón”, mostraron a la menor visiblemente aturdida antes de contarle al dueño del local que se había encontrado al bebé abandonado y que necesitaba ayuda.

Fue en ese momento cuando una de las comensales del local le pidió permiso para ver si el niño estaba bien, dándose cuenta que había nacido pocas horas antes. “Me pasó al bebé inmediatamente. Noté que el bebé aun tenía restos del nacimiento en el pelo y en las orejas. No se había limpiado muy bien”, explicó la clienta, Alease Scott, que no tardó demasiado en percatarse que la menor que dijo habérselo encontrado era en realidad su madre.

“Miré hacia abajo y vi que tenía sangre seca en su pierna e inmediatamente pensé ‘Dios mío, es la madre del bebé'”, contó Scott. “Pero estaba más concentrada en asegurarme que el bebé estaba respirando, así que en el momento en el que bajé la mirada hacia el bebé, ella ya se había ido”, agregó.

Tras ser atendido por los servicios de emergencia, el recién nacido se recuperó, y su madre, que fue localizada poco tiempo después, se encuentra recuperando en un hospital de la zona.