logo
Nacional
Madre de guagua desmembrada. / Madre de guagua desmembrada. /
Nacional 25/05/2021

Guagua desmembrada: madre mató a su hijo y enterró el cuerpo en el patio

La madre de la guagua desmembrada es una mujer de 22 años, que decidió matarla para proseguir una relación sentimental. Fue en Mato Grosso.

Por : P. P. M.

Una guagua desmembrada. A eso llegó Ramira Gomes da Silva (22) con tal de seguir una relación sentimental. La mujer confesó a la Policía Civil de Sorriso, en el estado brasileño de Mato Grosso, que el 14 de mayo asfixió y enseguida cortó en partes a su hijo, Bryan da Silva Otani, de cuatro meses.

Según publicó Semana 7, este martes 25 la policía de esa localidad publicó los detalles del macabro hecho. Ramira Gomes está ahora acusada de homicidio y ocultación de cadáver. Esperará el término del proceso en la Penitenciaría Ana Maria do Couto May, en Cuiabá..

Pero la historia de esta guagua desmembrada partió mucho antes. Bryan nació el 20 de diciembre pasado. Su madre concluyó luego que el niño obstaculizaba una relación que mantenía. Por eso, decidió eliminarlo. El 14 de mayo le puso una almohada en la cara para asfixiarlo. Le resultó al segundo intento.

Una vez que verificó que no respiraba, Ramira Gomes colocó el cadáver en el lavaplatos y ahí le cortó los brazos y las piernas. Las extremidades las colocó en tarros de leche que envolvió en bolsas y luego las tiró a la basura. Respecto del tronco, las enterró en el patio trasero de la casa.

Ese mismo día fue a un supermercado donde compró productos de limpieza, como bicarbonato de sodio, alcohol y cloro, que usó para limpiar la cocina. A continuación descansó, fue al dentista y luego a la estación de buses. Ahí se embarcó rumbo a Cuiabá y luego a Rondonia.

Perro halló guagua desmembrada

Sin embargo, la muchacha no contó con que el perro de un vecino terminaría descubriendo a la guagua desmembrada. O parte de ella. El 17 de mayo el perro se metió en dicho patio trasero y desenterró el cadáver. La mujer llevaba tres días de ventaja, que al final no le sirvieron.

El 18 de mayo la detuvieron en Porto Velho (estado de Rondonia) mientras ella intentaba viajar en una lancha rumbo al estado de Amazonas. La mujer tiene otro hijo, de dos años, que crían sus abuelos paternos. Nacida en el estado de Acre, vivía en Sorriso desde febrero pasado. La Policía Civil investiga para determinar si hay terceros involucrados.