logo
Mundo
 /
Mundo 31/05/2021

Insólito: joven no puede trabajar de azafata en feria de turismo española por no haber uniforme de su talla

Alba Nevada cumplía todos los requisitos del puesto, pero empresa hispana no la contrató para la Fitur por no tener uniformes de su talla.

Un insólito e indignante episodio de discriminación reveló haber sufrido este fin de semana la joven española Alba Nevada, quien fue descartada por la empresa Best Way, que ya la había contratado para participar de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), de intervenir en el evento ya que no habían uniformes de su talla.

“En pleno año 2021 y siendo una época marcada por el supuesto aprendizaje del ser humano tras la vivencia de la pandemia, me he visto rechazada por mi talla y peso”, señaló Nevada, quien conteniendo su pena, reveló los insólitos motivos que la compañía utilizó para dejarla sin trabajo en la feria, pese a que calificaba para desempeñar la función de azafata en el evento.

“Se suponía que tenía que trabajar del 19 al 23 de mayo como azafata en Fitur, así fue el contrato que yo firmé con la agencia de azafatas y congresos Best Way. Ayer, después de la formación y test de antígenos, me dieron mi uniforme. Un vestido azul marino ceñido de talla única. Pues bien, esa prenda, a día de hoy, se ha convertido en el símbolo de la opresión y la nota de corte para saber si entras o no en el cuerpo perfecto”, reveló la joven, quien detalló que el corte puesto por la compañía para lucir su marca en la Fitur era un uniforme de talla 46.

La decisión fue ampliamente criticada en redes sociales y revelada por varios medios internacionales, más cuando la angustiada Alba ratificó que “me habían contratado como azafata para estar en Fitur. Tuve la formación y me dieron un uniforme de talla única. Al llegar a casa me lo probé y no me estaba bien”.

“Al comunicar su situación a los responsables de la marca, estos le dijeron que podían ofrecerle, como mucho, una talla 42 o bien podría acudir a trabajar con un traje negro. Al día siguiente, Alba entró a trabajar con una hora de antelación, interesada en resolver la situación cuanto antes, pero cundo la vieron, los responsables se refirieron a ella como ‘la del problema’“, explicó por su parte el portal 20 Minutos, que ratificaron que ante la oleada de críticas recibidas por su arbitraria decisión, debieron salir a pedir disculpas por el evidente gesto discriminatorio.

“La repercusión del vídeo ha sido tan grande que, incluso, los responsables de Best Way se han puesto en contacto con Alba para disculparse con ella. Y en un segundo clip la joven explicó que tanto Fitur como Ifema se disculparon con ella, aunque ratificó que todo quedó solamente en disculpas”, ya que “al final, ellos no me contrataron y se está viendo afectados indirectamente”.