Noticias

Javiera Acevedo revivió la indigesta experiencia con una antigua pareja en un viaje

Javiera Acevedo estuvo invitada a Cuento Corto, de Francisco Saavedra. Ella contó unas vacaciones con alguien que tomó un eliminador de grasa.

Javiera Acevedo

La actriz Javiera Acevedo estuvo en la más reciente emisión de Cuento Corto, el programa que Francisco Saavedra hace con Jorge Zabaleta en Instagram. La historia que ella les contó ocurrió hace varios años. Fue en unas vacaciones con una pareja con la que la relación ya no andaba bien.

“Yo tenía un pinche hace seis años. Y ya me estaba dejando de gustar, pero teníamos un viaje planeado. All inclusive. De esa onda. En el avión iba chata. Me ponía como para el otro lado”, dijo de cómo partieron las cosas. “Tenís que estar con él todo el rato. En una pieza y como que no hay tanta confianza. Te dai cuenta de que la embalá fue mucha”, relató.

“Estábamos allá y nos despertamos. La noche era lo peor. Me hacía la dormía, la enferma, para no tener que hacer cosas. El desayuno era épico. Íbamos con la bandeja y este hueón se puso en la bandeja como cuatro platos. Uno con las pastas, papas fritas, huevo, pizza. De todo”, describió. “Y nos cuidábamos ene, como que nos veníamos conociendo de un gimnasio”, dijo.

Entonces ella contó que el hombre se comió todo lo que sacó en las bandejas. “Y de repente veo que se toma una pastilla. Me dijo que no era nada. Que era un quemador de grasas. Qué heavy igual, le dije”, relató. Después fueron a la pieza. “Va al baño y uno está esperando y de repente lo empiezo a escuchar y pensé que se había enfermado”, dijo.

Javiera Acevedo se quiere devolver

Luego Javiera Acevedo imitó los sonidos de alguien con indigestión. Él los trataba de simular con una toz. “Yo creo que esto fue una explosión. Se sintió mal. Si fue mucho rato. Yo dije que este gallo se quedó pegado en la pared”, insistió. Después vino lo peor: “Tuve que ir al baño y él se había tomado una pastilla para eliminar la grasa”, reveló.

Entonces Javiera Acevedo describió un panorama dantesco en el baño. “Un olor químico. Era como una bomba nuclear. De verdad nunca coman tanta grasa si van a tomarse esa cuestión. Quedó todo estallado. Después de eso quería que me fueran a buscar. Estaba a punto de hacerme la muerta y faltaban cinco días para devolverme a Santiago”, se quejó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos