logo
Noticias
/ Jorge Alessandri y Pamela Jiles promueven retiro del 100% de los fondos de la AFP. PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO / Jorge Alessandri y Pamela Jiles promueven retiro del 100% de los fondos de la AFP. PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO
Noticias 07/06/2021

Rechazo mayoritario en el Congreso a la idea de retirar el 100% de las AFP

Aunque quieren terminar con el sistema de AFP, varios jefes de bancada califican el retiro del 100% de “irresponsable”.

A diferencia de lo sucedido con los proyectos que habilitaron tres retiros del 10% de las AFP, el que supone un retiro del 100% de los fondos restantes no tendría los votos. Ni ahora, ni cuando aumente la presión ciudadana. Esto, según detallaron la mayoría de los jefes de bancada de la Cámara Baja, porque se trata de una medida “irresponsable” que no garantiza que, en algún momento, las personas puedan acceder a una pensión digna. 

“Voy a estar en contra de ese proyecto siempre, porque el representar a los jubilados y pensionados actuales y causarles una desestabilización del sistema me parece una irresponsabilidad absoluta. Si eso implica que no salgo electo, bienvenido”, manifestó al respecto el jefe de bancada de la DC, diputado Daniel Verdessi. 

En los mismos términos, su par del PPD, Raúl Soto, sostuvo que “sacar el 100% hoy, sin ninguna alternativa para asegurar pensiones para los actuales y futuros jubilados, es dejar en absoluta desprotección ante la vejez a generaciones completas de chilenos. 

Desde el PS, Marcos Ilabaca, presidente de la Comisión de Constitución, la cual debería analizar el proyecto presentado por Pamela Jiles (PH), sostuvo que, previo a debatir un retiro total, “debemos conversar sobre el sistema de pensiones que Chile debe construir. No podemos descuidar eso”.

En el oficialismo la postura no cambia mucho. Desde Evópoli, Luciano Cruz Coke hizo presente que “es momento de dejarnos de tratar al Congreso como una casa de subastas, viendo quién da el mejor ofertón usando los ahorros de todos los chilenos. Es tiempo de que se muestre un poco de responsabilidad y se ponga en discusión la reforma de pensiones. Es ahí donde está el foco, en lugar de seguir desfondando a las propias personas”.

En RN, eso sí, hay miradas disímiles. Aunque alguno pretende sumarse a la idea, bajo la idea de que viene la estatización de los fondos, otros la descartan totalmente. Entre ellos, el jefe de bancada, Leopoldo Pérez, que planteó que “ya se ha llegado al límite de la ignorancia y locura total. En lugar de eso, deberían estar enfocados en sacar la reforma al sistema previsional”. 

De todas maneras, la iniciativa presentada por Pamela Jiles (PH), y la que ingresaría Jorge Alessandri (UDI), podría contar con el respaldo de algunos radicales, porque como manifestó su jefe de bancada, José Pérez, estiman que el que haya fondos en las AFP “es el peor negocio”. Aseguró, asimismo, que el que los dineros sean retirados reactivaría la economía y sería el impulso que se requiere para avanzar en un nuevo sistema. 

En el PC, en tanto, también se muestra a favor, pues como aseveró Amaro Labra, “es una idea atractiva”.  

Giorgio Jackson: “Se debe respetar cada peso ahorrado por las y los trabajadores”

-¿Qué le parece la propuesta del retiro del 100%?

Si lo que queremos es que las pensiones en Chile dejen de ser miserables y tengamos un piso mínimo de dignidad, no podemos partir de cero. No es una buena idea, así como tampoco lo es mantener el sistema de AFP’s o sólo sumarle puntos porcentuales a la cotización individual. En pensiones se requiere cirugía mayor.

-¿Por qué apoyar retiros del 10% y esta fórmula no?

Porque antes no hubo opción ante la incapacidad e indolencia del Gobierno. Se opusieron a todo, y nos dijeron de todo por exigir una renta básica universal y no los entregaron. Hasta hace dos meses los IFE promedio eran de 53 mil pesos por persona. Hoy estamos aprobando un IFE que es tres veces mayor que eso y esperamos que ayude a cuidarnos en este nuevo peak de la pandemia.

-¿Cómo se enfrenta de manera seria la determinación de terminar con el sistema de AFP?

Desde el Frente Amplio y candidatura de Gabriel Boric planteamos que se debe respetar cada peso ahorrado por las y los trabajadores y que las futuras cotizaciones (sin AFP) vayan a un fondo que contabilice aportes individuales (cuentas nocionales) pero cuya gestión y distribución responda a objetivos comunes. Eso implica que a medida que más cotizas (en monto y en años) mejor pensión recibirás, pero siempre tendrás garantizado un piso de dignidad, el que es posible asegurar debido al esfuerzo y aporte de todos.

Economistas vaticinan complejo escenario

En medio del debate del retiro del 100% de la AFP, uno de los aspectos centrales a analizar han sido las consecuencias económicas. Y es que como dijo el titular de Hacienda, Rodrigo Cerda, generaría una descapitalización de la economía nacional.

Sin ir más lejos, tan sólo la presentación de este proyecto -que coincidió con el retroceso a cuarentena de varias comunas de la RM- gatilló que la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) finalizara su sesión del jueves 3 de junio con una caída de 3,80%, provocando que el IPSA, el principal indicador de la plaza bursátil, retrocediera hasta los 4,226,9.

Ante dichas consideraciones, el mundo académico coincidió con Cerda. Para Leonardo Hernández, académico de la Facultad de Economía y Administración UC y de Clapes UC, este retiro “es una mala idea, porque se genera un problema grave para las pensiones futuras. No va haber pensiones futuras”.

Según su análisis, los efectos se dividen en los que se irán notando a corto, mediano y largo plazo. En lo inmediato, probablemente se presentaría un incremento en el consumo, financiado por quienes gastarían una determinada cantidad y aportarían a una reactivación temporal. Pero dado que el grueso de quienes sacarían sus dineros lo harían atendiendo el llamado de que hay riesgo de nacionalización de las platas, Hernández aseguró que también habría salidas de capital que se traducirían en la depreciación de la moneda y la caída del precio de los activos. Este efecto se atenuaría si los dineros se vuelven a invertir en activos chilenos.

En el mediano plazo, expuso, la medida implicaría el término del modelo de las AFP, menor ahorro y, por consiguiente, menor inversión, lo que se traduciría en menor crecimiento. Y en el largo plazo, complementó, la gente no tendrá pensiones, teniendo que pedir una pensión básica, pero con un Estado que no será capaz de financiarlas.

Consultado al respecto, Rodrigo Valdés, académico de la Escuela de Negocios y Economía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, coincidió con los negativos efectos.

“Eventualmente podrían generarse aumentos en las tasas de interés, dado que la economía chilena tendría una percepción de riesgo muchísimo mayor de la que tiene hoy. Eso generaría un alto nivel de incertidumbre para los inversionistas y agentes privados, lo que obviamente generaría un alza en el valor de los créditos”, comentó.