logo
Mundo
/ Gentileza / Gentileza
Mundo 08/06/2021

Lo estafó con un “cuento del tío” y lo contactó para burlarse: “Estoy disfrutando de tu platita”

Todo comenzó con la venta de un sillón. Le robó casi un millón de pesos en una estafa virtual y ahora la víctima cuenta su drama. Los hechos sucedieron en Argentina.

En el noticiario Telenoche, en Argentina, se mostró un llamativo caso de una estafa virtual, en que a la víctima no sólo le robaron dinero, sino que también después lo contactaron para burlarse.

Juan Pablo narró que todo comenzó cuando puso a la venta un sillón en un sitio de compras online.

Al poco tiempo recibió la llamada de una persona interesada. El valor del mueble era de 12.000 pesos (90.000 en moneda chilena).

El interesado le aseguró que no había problemas porque realmente quería compra el sillón.

Al poco tiempo, Juan Pablo fue contactado por el sujeto, quien le dijo por WhatsApp que ahora le estaba depositando su esposa para cerrar la transacción.

“Juan, ahí mi esposa te hizo la transferencia. Yo estoy trabajando. En un ratito hablamos, así coordinamos bien”, recordó Juan Pablo en el noticiario.

Tiende la trampa

Parecía que todo iba bien, pero eso dura algunos minutos. Juan Pablo recibió un mensaje de audio al WhatsApp.

“Juan escuchame, me podés atender por favor que mi esposa… hubo un error. Te mandó dinero de más. Por favor atendeme”, decía.

El supuesto comprador le contó que su esposa le había hecho la transferencia de 12.000, pero por error había marcado un ‘0’ de más, o sea, que le había transferido 120.000 pesos (casi un millón de pesos chilenos).

Para confirmar el error, el sujeto le mandó por WhatsApp la foto de la transferencia, con todos los logos del banco y detalles de una transacción.

Desesperación

Ante la desesperación del hombre, Juan Pablo reconoció que actuó sin pensar y le reembolsó 108.000 pesos, un poco más de 800.000 pesos chilenos.

“Entrás de una manera tal que uno termina sintiendo lástima y terminás haciendo los pasos que él te va indicando”, narró la víctima de la estafa.

Luego de hacer la transferencia, Juan Pablo contó que le llamó la atención que no llegaran los avisos de las transferencias, pero como era sábado, pensó que llegarían con demora.

La burla

Al poco tiempo, sin embargo, Juan Pablo se percató que había sido timado.

Y lo primero que hizo fue contactar al sujeto a través de WhatsApp, quien curiosamente aún no lo bloqueaba.

Cuando le encaró por mensaje, recibió la curiosa respuesta: “Ya se te va a pasar Juancito, escuchame. Bueno, estoy disfrutando de tu platita, así que muchísimas gracias. Nos vemos”.

Juan Pablo ahora realiza los trámites para hacer la denuncia, tratar de recuperar su dinero y que detengan a este estafador.