logo
Noticias
 /
Noticias 13/06/2021

Argentina expulsa al exmilitar chileno condenado por la muerte de 23 trabajadores tras el Golpe

El exmilitar Walter Krug fue capturado en Argentina luego de escapar de la justicia chilena y el gobierno trasandino decidió expulsarlo para que cumpla su condena en Chile.

Por : PUBLIMETRO AP

Argentina expulsará a un exmilitar chileno prófugo que entró al país y que fue acusado de numerosos homicidios durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Hemos dispuesto la expulsión del ciudadano chileno Walter Klug Rivera, que ingresó a Argentina de forma ilegal escapando de la justicia de su país. Se lo acusa del homicidio calificado de 23 personas durante la dictadura de Pinochet”, tuiteó el ministro del Interior, Wado de Pedro.

“Klug Rivera tiene además una notificación roja de Interpol para su detención por delitos de lesa humanidad”, indicó el ministro.

Agregó que la medida argentina reafirma el compromiso del país con el respeto a los derechos humanos.

Exmilitar prófugo desde su escape

Klug Rivera fue buscado luego que se fugara el martes 8 de junio por segunda vez de la justicia chilena.

Lo hizo por un paso no habilitado que le permitió llegar a Argentina, desde donde escaparía a Europa.

El exmilitar del Ejército chileno fue condenado en 2014 por la Corte Suprema chilena a 10 años y un día de prisión. Al exmilitar Walter Krug flo capturaron en Argentina luego de escapar de la justicia chilena y el gobierno trasandino decidió expulsarlo para que cumpla su condena en Chile.

También recibió sentencia por su participación en el secuestro y homicidio calificado de 23 trabajadores de las centrales El Toro y el Abanico, según la Comisión Chilena de Derechos Humanos.

Los crímenes que se le imputan

Tras darse a conocer la fuga el pasado martes, la ministra extraordinaria de causas de violaciones a los DD.HH. de la Corte de Apelaciones de Santiago, Paola Plaza, dictó una orden de captura internacional a la Interpol.

A Klug lo condenó la Corte Suprema como responsable de los homicidios de 23 trabajadores de las centrales El Toro y Abanico de Endesa, por los cuales debe cumplir 10 años y 1 día de cárcel.

En 2015, antes de tener que ingresar a Punta Peuco, Klug utilizó un pasaporte alemán para escapar a Italia.

Lo extraditaron recién a principios de 2020 por el caso del secuestro del alumno de la Universidad de Concepción, Luis Cornejo Fernández, en 1973.