logo
Mundo
 /
Mundo 14/06/2021

Diez años de cárcel para hombre que escupió a otro y le dijo que tenía covid

Los diez años los recibió un sujeto de 42 años de parte de un tribunal de Iowa (EE.UU.). Partió en pelea sobre cómo ponerse las mascarillas.

Por : P.P.M.

Diez años de cárcel recibió un hombre por escupirle en la cara a otro y decirle que lo había contagiado de coronavirus. La dura sentencia la dictó un tribunal de Des Moines (Iowa, Estados Unidos) por una disputa que se registró el 11 de noviembre del año pasado y que acabó con ambos sujetos dándose golpes en la vía pública.

Según publicó el diario británico The Sun, los hechos ocurrieron en una tienda cuando Mark Dinning le pidió a Shane Wayne Michael (42) que se pusiera la mascarilla que tenía encima de la nariz. Aquí se produjo el escupitajo y unas supuestas palabras de Michael: “Si yo lo tengo, tú lo tienes”, implicando que lo habría contagiado de covid.

Luego vino la pelea a puñetes. Michael dijo que Dinning le dio en un hombro y en el estómago. Cayeron al suelo y ahí Michael logró inmovilizar a Dinning. Pero éste igual se las arregló mordiéndole un brazo y alcanzándolo en el ojo izquierdo con un puñete.

Un testigo aseguró que todo partió por la actitud de Michael. De acuerdo con su declaración, el señor Dinning siguió a Michael afuera de la tienda. Fue ahí donde se registró el escupitajo y el ataque. Por eso, la policía detuvo a Michael y lo acusó de lesiones.

Diez años que pudieron ser dos

La fiscalía del condado de Polk ofreció a Michael un acuerdo de culpabilidad en febrero. Era un cargo menor, que implicaba 2 años de libertad condicional si se declaraba culpable. Pero rechazó el trato y decidió un juicio con jurado. Los cargos cambiaron a un delito más grave. El 1 de abril lo declararon culpable y ahora lo sentenciaron a 10 años tras las rejas.

El tribunal renunció a una multa de US$ 1,370 porque van a meter al tipo a la cárcel. Según publicó Iowa Canal Dispatch, la familia del preso se pronunció después de la sentencia y dijo que la consideraban extremadamente dura. El padre señaló: “Es como si (Dinning) tuviera un ojo morado en una pelea de bar y ahora mi hijo está siendo condenado a 10 años de prisión”.