logo
Noticias
/  /
Noticias 19/06/2021

Duelo por “Champ” en la Casa Blanca: con honores sepultarán al perro policial de los Biden

A los 13 años murió el perro pastor alemán del presidente de Estados Unidos Joe Biden, quien lamentó el fallecimiento de su mascota de tanto tiempo.

Por : PUBLIMETRO AP

La Casa Blanca anunció que Champ falleció “pacíficamente en casa”. El pastor alemán tenía 13 años y el más grande de los perros familiares de los Biden.

“Fue nuestro constante y querido compañero durante los últimos 13 años y era adorado por toda la familia Biden”, señaló.

El mandatario y la primera dama Jill Biden lo publicaron en la cuenta oficial de Twitter del presidente.

Los Biden pasaban el fin de semana en su casa en Wilmington, Delaware.

La familia recibió a Champ de un criador después de que Biden fuera elegido vicepresidente en 2008.

Champ recorría de forma habitual la residencia oficial del vicepresidente en un terreno del Observatorio Naval en Washington, D.C. Y ahora en la Casa Blanca.

En su comunicado, los Biden contaron que cuando Champ era joven “era el más feliz persiguiendo pelotas de golf en el jardín frontal del Observatorio Naval”.

Mmás recientemente disfrutaba “acompañarnos como una presencia reconfortante en reuniones o asoleándose en el jardín de la Casa Blanca”.

“En nuestros momentos más alegres y en nuestros días más dolorosos, estaba ahí con nosotros, sensible a todos nuestros sentimientos y emociones no verbalizadas”, dijeron los Biden.

Mascota Major, sospechoso en la Casa Blanca

La muerte de Champ deja a los Biden sólo con Major, un pastor alemán más joven y a quien la familia adoptó de la Humane Society de Delaware en 2018.

Ocasionalmente se veía a los Biden paseando a sus dos perros en el jardín sur de la Casa Blanca y a veces los perros acompañaban al presidente a viajes a Camp David o visitas a la casa en Delaware.

Major estuvo en los titulares de la prensa.

En noviembre, Major hizo que Biden sufriera una lesión de pie cuando el entonces presidente electo se tropezó con él mientras jugaban.

En cierto momento, Major y Champ fueron llevados a la casa de Delaware y Major recibió cursos de entrenamiento después de que el perro más joven estuviera involucrado en dos incidentes de mordeduras en la Casa Blanca.