logo
Mundo
Récord Guinness / Récord Guinness /
Mundo 22/06/2021

Bebé más prematuro del mundo y que tenía 0% de sobrevida celebra su primer cumpleaños

Richard nació a las 21 semanas de gestación y pesó 340 gramos, siendo reconocido con el Record Guinness como el bebé más prematuro del mundo

Richard Scott William Hutchinson nació en junio del 2020, pensado menos de medio kilo y 131 días prematuro.

Y pese a que los doctores le dieron 0% de sobrevida, el pequeño celebró este mes su primer cumpleaños.

Luego que su madre Beth Hutchinson tuviera complicaciones de salud que la obligaron a entrar en parto, Richard nació de 21 semanas y dos días, pesando 340 gramos en el hospital Children’s Minnesota en Minneapolis en Estados Unidos.

Pero gracias a la labor del equipo médico del recinto y al cuidado de sus padres, el menor superó todos los inconvenientes, fue dado de alta en diciembre pasado y festejó días atrás su primer cumpleaños.

Además, le fue otorgado hace unos meses el Record Guinness al bebé más prematuro del mundo, sobrepasando la marca establecida por James Elgin en Canadá, quien nació de 21 semanas y 5 días, en mayo de 1987.

“Cuando Rick y Beth recibieron asesoramiento prenatal sobre qué esperar con un bebé que nació tan temprano, nuestro equipo de neonatología les dio un 0% de probabilidad de supervivencia. Sabía que las primeras semanas de la vida de Richard serían muy difíciles, pero sentí que si podía superar eso, sería un sobreviviente”, expresó al respecto la neonatóloga de Richard en Children’s Minnesota, la Dra. Stacy Kern.

De igual manera, afirmó que “atribuyo su milagrosa supervivencia a sus maravillosos padres que estuvieron allí para él en cada paso del camino y a todo el equipo de neonatología del hospital. Se necesita una comunidad para cuidar y apoyar a estos bebés hasta el momento en que estén listos para irse a casa”.

Por último, la madre del pequeño agradeció a los profesionales del recinto médico. “Son el equipo más asombroso. Nos encanta el personal que se ocupó de nuestro hijo y desearíamos poder compartirlo con ellos todo el tiempo. Cuando estuvo allí, lo llamaron el ‘bebé milagroso’. Estoy de acuerdo con ellos”.