logo
Mundo
/ Reuters/Archivo / Reuters/Archivo
Mundo 23/06/2021

Plantaron por error los mangos más costosos del mundo y ahora su vida es una pesadilla

Una pareja plantó sin darse cuenta los mangos más costosos del mundo y ahora tienen a cuatro guardias y nueve perros custodiando su casa

Una pareja india debió contratar seguridad para su casa, luego que plantaran por error los mangos más costosos del mundo.

Según informa el Hindustan Times, Sankalp y Rani Parihar son dos agricultores que en un viaje en tren, un misterioso hombre les ofreció un árbol de mango, indicándoles que debían cuidarlo como si fuera un bebé.

Y pese a todos los cuidados, los arboles no daban frutos, así que en un inicio creyeron haber sido engañados. Hasta que finalmente aparecieron los mangos, pero eran diferentes a los otros, siendo de una forma que nunca antes habían visto.

Esto es porque se trataban de mangos Miyazaki, también conocidos como “huevos del sol” y que son de una variedad muy difícil de encontrar, teniendo un valor de 50 dólares cada uno. A ellos ya las ofrecieron 283 dólares por fruto.

“La pulpa es como una gelatina, el color es impresionante, e incluso se puede comer la piel”, detalló Parihar a la revista Vice.

La pareja plantó 150 árboles, de los cuales hasta el momento cuatro están dando frutos.

Los mangos provocaron una pesadilla a la pareja

Sin embargo, pese a los ingresos que podrían sacar por los mangos, la pareja todavía no vende ninguno, ya que todavía están informándose sobre este fruto.

“Un joyero de Mumbai está dispuesto a pagar el precio que coticemos. Pero he dicho claramente que no se lo venderemos a nadie. Usaremos las frutas para cultivar más plantas”, señaló el hombre.

Eso sí, en estos momentos están preocupados ya que la noticia sobre sus mangos se extendió en la zona donde residen, por lo que han aparecidos varios curiosos a mirar los frutos, o sencillamente ladrones que quieren apropiarse de estos.

Por lo mismo, debieron contratar seguridad para custodiar su huerto, por lo que tienen a cuatro guardias privados y nueve perros desplegados para proteger el lugar.