logo
Noticias
 /
Noticias 27/06/2021

Expresidente Frei descarta que haya “presos políticos” y exigió responsabilidad a los convencionales

Eduardo Frei dio una charla en Argentina donde se refirió a la contingencia nacional y habló sobre la labor que le corresponde a los integrantes de la convención.

El expresidente Eduardo Frei dictó una clase magistral en Argentina, como parte de del programa Cátedra Chile que impulsa la embajada de nuestro país en Buenos Aires. Allí, el exmandatario se refirió al proceso constituyente y la postura de algunos grupos de convencionales, como los que son afines al Partido Comunista (PC) y la Lista del Pueblo.

Ello, a propósito de la petición de liberar a los llamados “presos políticos” del estallido social.

El expresidente dela Democracia Cristiana aseguró que “la violencia no funda nada”, así como también que “la política no es un campo para la guerra, es un espacio para el diálogo”.

En ese contexto, descartó que existan “presos políticos” en Chile, como reclaman algunos miembros de la Convención Constitucional.

“Yo sé que hay gente que habla de presos políticos”, dijo Frei. Sin embargo, precisó que “los que destruyeron las ciudades, iglesias, empresas, pequeñas y medianas, no son presos políticos, son presos por la Justicia, que es independiente”.

Frei y la responsabilidad de la Convención

Asimismo, Eduardo Frei se refirió a las tareas y responsabilidades que le incumben a los representantes elegidos para la Convención Constitucional.

Y exigió a los convencionales electos que sean responsables. Se requiere “responsabilidad en el proceso constituyente y la elaboración de la nueva Carta Fundamental”, si se quiere hacer un trabajo efectivo que ayude a la población, indicó Frei.

Según reprodujo el diario El Mercurio, Frei aseveró además que “es fácil decir que la educación sea gratis, transporte gratis, pero ¿quién lo paga?”.

Por ello, pidió afrontar la redacción de una nueva Constitución con “realismo”. Y “crear las condiciones para el desarrollo del país (…) hay que distribuir mejor. Uno de los grandes males (de América Latina) es la desigualdad”