logo
Noticias
 /
Noticias 28/06/2021

Beneficios de comer chocolate en invierno

Pese a sus calorías, el chocolate también puede aportar beneficios. Aporte a la memoria, salud del corazón y aporte en vitaminas son algunos de ellos.

El chocolate es sin duda una de las golosinas más ricas pero por su gran aporte de calorías, a veces le tenemos algo de miedo.

En los días de frío, el chocolate se vuelve un gran aliado a la hora de mirar alguna serie o película y da la sensación de que aumenta la temperatura corporal. ¿Sabes por qué?

Adrían Cormillot, médico especialista en alimentación señala que este dulce y tentador alimento igual tiene beneficios. Por ejemplo, “las personas de la tercera edad se ven beneficiadas por el consumo de chocolate ya que posee propiedades que ayudan a reforzar las habilidades de pensamiento”.

Algunos beneficios del chocolate

El efecto “calor” se debería a que mejora el flujo sanguíneo. La revista Neurology publicó los resultados de un estudio que demuestra que el chocolate mejora de forma notable el flujo sanguíneo al cerebro, lo cual beneficia a pacientes de Alzheimer, contribuyendo a la recuperación de la memoria.

También, optimiza la función cognitiva: Los flavonoides, una sustancia que se encuentra de forma natural en el chocolate, parecen ser los responsables de que los vasos sanguíneos funcionen de forma más eficiente.

Adicionalmente, puede ayudarnos a mejorar nuestras defensas en invierno. Esto, porque posee un alto contenido de minerales y vitaminas. El chocolate negro particularmente nos aporta potasio, cobre, magnesio, y hierro. Tanto el cobre como el potasio ayudan a prevenir enfermedades cerebrovasculares.

Científicos de la ciudad de México han demostrado que el chocolate negro resguarda al cerebro de la inflamación perjudicial y los efectos neurodegenerativos provenientes de la contaminación tóxica del aire, que también afecta a la función intestinal, el corazón y los pulmones.

Sabores y recuerdos

También, hay un efecto más allá de la biología. “La relación sicológica de bienestar que tenemos con este alimento”, señala el sicólogo UC, Carlos Zúñiga. Hay distintos sabores y formatos: chocolate bistre, de leche, rubio, rojo. O como los que mezclan ingredientes, como el ícónico Hershey’s Cookies n’ Cream que es un chocolate blanco con trozos de galleta.

O también en otras presentaciones como helados de chocolate, galletas bañadas en chocolate (cómo la icónica Negrita o el clásico Super 8).

“Ahí hay dos factores. El primero, el efecto químico que el consumo de azúcar genera, dando una sensación momentánea de bienestar. Pero también los recuerdos juegan un rol. Tal vez el compartir una barra de chocolate era parte o es parte de una rutina familiar”, dice Zúñiga.

Invierno y la posterior primavera son las épocas del año donde los índices de depresión aumentan en el mundo. Tal vez un chocolate y sus beneficios puedan darnos más de una sonrisa.