logo
Noticias
 /
Noticias 05/07/2021

La explosión del bikini: un “bombazo” con 75 años de leyenda en la moda femenina

El 5 de julio de 1946 un ingeniero automotriz presentó el bikini en París, tras bautizarlo así en honor del atolón donde se hacían los ensayos nucleares. El primer diseño del bikini fue la imagen de los titulares y fotos impresas de un diario clásico de la época.

Setenta y cinco años después de su creación, el bikini sigue reinando en el vestuario clásico como traje de baño femenino, aunque sus raíces se difuminaran en la historia.

El 5 de julio de 1946, en medio del conservadurismo y restricciones de la época, un ingeniero de automóviles lo presentó en sociedad. El emprendedor administraba el local de lencería de su madre y dio vida a una prenda que revolucionaría la estética de la mujer.

Louis Réard aprendió mirando las vitrinas del negocio así como escuchando las propuestas de las clientas y quiso aventurar con un proyecto trascendente.

El novedoso traje consistía en un calzón y un sostén, confeccionado –para su estreno- de género con el diseño de in periódico impreso. Eran cuatro triángulos en total, sacados de un pedazo de tela de unos 75 cms. por lado.

El nombre lo tomó del disco duro de su cultura general. Y le llamó así porque creía que el impacto que iba a tener en la sociedad sería realmente atómico.

El primer bikini, junto al modelo y su creador.

De la semántica a la estética del famoso bikini

En rigor, Bikini era un atolón de las Islas Marshall, en el Océano Pacífico, donde se acababan de realizar las primeras pruebas con bomba atómica tras la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, hubo una barrera: la críticas que se originarían a causa de la represion social de la época.

Louis Réard eligió la “Piscine Moitor”, una de las piscinas públicas más famosas de París, luego de convencer a Micheline Bernardini, una bailarina del Casino parisino, quien se atevió –con desplante y belleza- a lucir el modelito ante la prensa y las críticas de la “socialité”.

En rigor, a fines de 1800 los trajes de baño cubrían todo el cuerpo, hasta las muñecas y los tobillos.

Más tarde, Annette Kellerman, una campeona de natación, actriz y escritora australiana, diseñó el primer bañador de una sola pieza, generando el escándalo natural.

Estaba claro que bajo ningún concepto podía entonces mostrarse el ombligo. El “código Hays”, que imponía las reglas de lo que debía y no exhibirse en las películas de Hollywood, lo dictó así.

Sin embargo, ya en los atrevidoss 40, tras la aparición del nylon y el látex, cayeron los tabúes y finalmente el bikini fue unverdadero “bombazo” para la moda…