logo
Mundo
 /
Mundo 12/07/2021

Condenan a un hombre que apuñaló a excompañero de trabajo por haberle comido su completo

Matthew Evans no soportó que su excolega le haya quitado el alimento en 2016 y luego de cinco años lo agredió en la casa de un amigo.

Una condena de cuatro años y 10 meses de presidio le impuso la justicia inglesa a Matthew Evans, acusado de haber agredido y apuñalado a un amigo por una antigua disputa originada por un completo.

Evans, de 38 años, compareció en la Corte de Luton Crown como imputado en el apuñalamiento, crimen que cometió a consecuencia de que su amigo y excompañero de trabajo le habría comido un completo suyo en 2016.

Y si bien aquel incidente quedó sólo en el enojo de Evans, cuatro años después, en 2020, acabó en la agresión luego de una reunión en la inesperadamente se encontraron ambos.

Según informó HertsLive, en el relato del fiscal de la corte, James Onalaja, se informó que en aquella reunión Evans le recordó a su excolega el episodio en que le quitó el completo, provocándose una pelea en la que el agresor tomó un martillo para golpear a su víctima, cosa que no pudo concretar ya que al darse vuelta para darl el golpe, accidentalmente le pegó a su novia.

En ese momento fue que la víctima pudo quitarle el martillo a Evans, no sin antes recibir algunos golpes que le dejaron una hematoma en el estómago y las costillas, para salir corriendo del lugar luego de golpear en la cabeza a su agresor.

Aquel incidente no fue denunciado a la policía, sin embargo unas semanas después, en la mañana del 5 de enero de 2021, Evans pudo concretar el delito al llegar a una casa en Hemel Hempstead, donde su víctima estaba compartiendo con unos amigos en común de ambos.

Ahí, según el relato del fiscal, Evans le dijo a su víctima en la puerta de entrada a la vivienda “¿te acuerdas de mi, mier…”, antes de abalanzarse sobre él para darle un golpe de puño en la cara antes de apuñalarlo en el abdomen y cortarle la cara.

Una vez consumado el crimen, Evans escapó y cubierto de sangre en su cuerpo comenzó a tocar la puerta de otras casas para que algún vecino lo trasladara de ese lugar a otro.

Tras ser rechazado en el primer hogar, Evans llegó a la segunda vivienda donde le dijo a una mujer que había apuñalado a alguien en el camino en represalia por haberlo agredido antes a él y a su novia. Incluso le confesó que había envuelto con cinta adhesiva el cuchillo de manera que el corte no fuera tan profundo en su víctima.

En el tribunal se leyó una declaración de la víctima en la que describió el impacto que le provocó el ataque en su salud mental y física.

“Inmediatamente después del apuñalamiento tuve que inventar historias para mis hijos de porqué tenía puntos de sutura en la cara y porqué seguía rompiéndome. Dondequiera que esté, estoy constantemente revisando que las puertas estén cerradas. Escuché rumores de que porque estoy apoyando el caso, mi cabeza tiene un precio”, señaló.

En la lectura de la sentencia, a Evans se le informó que la realizará encarcelado los primeros dos años, en tanto que el resto de la condena la deberá completar en un centro médico luego de detectarse que sufre de un trastorno de estrés postraumático como resultado de haber realizado su servicio militar y tener problemas relacionados con el abuso de drogas.