logo
Mundo
 /
Mundo 13/07/2021

China planea lanzar 23 cohetes gigantes para desviar asteroides que podría chocar a la Tierra

El Centro Nacional de Ciencias Espaciales de China estima que el impacto de los Long March 5, del tamaño del un edificio de 18 pisos, cambiaría la trayectoria del cuerpo.

El temor a que un asteroide golpee a la Tierra mantiene agitadas a las potencias especiales.

Los ojos de los científicos están puestos en un asteroide llamado Bennu.

Se trata de un cuerpo del tamaño del Empire State Building, que según su trayectoria podría impactar a la Tierra entre 2175 y 2199.

La opciones, de todas formas, son bajas, pero existe una posibilidad de que se repita el fenómeno de hace 65 millones de años, que acabó con la vida de los dinosaurios.

Es por eso que varios países trabajan en medidas para hacer rente a esta posibilidad.

La opción de la Nada

En esta línea, la Nasa tiene HAMMER, que son las siglas en inglés de la Misión de Mitigación de Asteroides de Hipervelocidad para Respuesta de Emergencia.

HAMMER trata de una flota de naves que “martillarían” la superficie del asteroide para desviarlo de su curso.

Según ha dicho la agencia, la flota de naves debería partir 10 años.

La apuesta china

En esta línea, el Centro Nacional de Ciencias Espaciales de China, reveló su plan para hacer frente a Bennu.

El plan chino se trata de disparar 23 de los cohetes más grandes que tiene el gigante asiático contra el asteroide.

La idea de los científicos chinos es disparar 23 Long March 5, cada uno del tamaño de un edificio de 18 pisos y con un peso de 849 toneladas.

El impacto de estos cohetes, según el estudio chino que será publicado en noviembre en la revista “Icarus”, podría desviar la órbita del esteroide en unos 9.000 kilómetros.

“Gran amenaza”

Mingtao Li, ingeniero de ciencias espaciales del Centro Nacional de Ciencias Espaciales en Beijing y autor principal del nuevo estudio, aseguró que “los impactos de asteroides representan una gran amenaza para toda la vida en la Tierra”.

Según afirma el científico en “LiveScience”, “desviar un asteroide en una trayectoria de impacto es fundamental para mitigar este peligro”.