logo
Mundo
 /
Mundo 13/07/2021

A 95 sube el número de víctimas por derrumbe de edificio en Miami y alcaldesa planea levantar un monumento

Alcaldesa de Miami-Dade planteó la posibilidad de construir un memorial de la tragedia en el terreno donde ocurrió el derrumbe.

A 95 personas aumentó este martes el número de personas fallecidas en el derrumbe de un edificio en Surfside, Miami, producido el pasado 24 de junio, luego que los equipos de búsqueda rescataran un nuevo cadáver desde los escombros de la construcción.

Según informó la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cara, junto a los fallecidos también se busca a otras 14 personas que estarían debajo de los escombros, aunque en el caso de dos de ellas no se sabe si en efecto estaban en el edificio al momento del derrumbe.

Del mismo modo, de los 95 cuerpos encontrados, señala la autoridad, 85 ya han sido identificados tras los 20 días de trabajos realizados en la localidad de Surfside.

Aún cuando siguen adelante con los trabajos de rescate, la alcaldesa Levine ya planteó en esta jornada la opción de levantar un monumento en el terreno que ocupaba el inmueble para recordar la tragedia. Una decisión que ha sumado adeptos, pero también detractores, principalmente de algunos residentes que desean regresar a su antigua propiedad.

“Todos hemos estado hablando sobre lo que podría o debería pasar con este lugar”, dijo Levine respecto al futuro del terreno una vez que terminen las operaciones de remoción de escombros y se realice el procedimiento judicial que sigue en curso para determinar las razones del siniestro y los responsables del mismo.

“Hemos comenzado a hablar sobre el hecho de que definitivamente necesitamos un monumento. Debemos tener algún tipo de monumento conmemorativo”, señaló la autoridad edilicia, quien aclaró que sólo “faltaría determinar el lugar exacto donde se ubicará ese monumento y si abarcará todo el lugar o solo una parte del terreno”.

Idea que según Charles Burkett, alcalde de la localidad de Surfside, depende del deseo de los residentes que lograron sobrevivir al derrumbe.

“Algunas familias también quieren volver y vivir allí. Quieren que el edificio se reconstruya en una porción del lugar, y si bien reconocen que una parte del lugar es sagrada, no se resignan a perder su casa”, explicó.