logo
Mundo
 /
Mundo 14/07/2021

Justicia argentina ordena retirar del DNI de una niña de 10 años el apellido del padre que la abusó sexualmente

Una jueza de Río Grande consideró los “problemas psicológicos” de la menor al recordar siempre a su abusador en su cédula de identidad.

El Juzgado de Primera Instancia de Familia y Minoridad de Tierra del Fuego ordenó esta semana quitar de la cédula de identidad de una niña 10 años el apellido de su padre, quien en 2015 fue condenado por haber abusado de la menor.

La sentencia fue dictada por la jueza de la ciudad de Río Grande, Marina Montero, quien consideró en su fallo los argumentos presentados por la madre de la menor, quien adujo que a su hija le causaba “problemas psicológicos” el ver asociado a su DNI el nombre de su abusador.

“Ante cualquier trámite administrativo e incluso en trabajos prácticos de la escuela, queda expuesta a referirse a la situación del abuso”, argumentó la madre de la menor, que cuando tenía tres años fue abusada por su padre biológico, quien finalmente fue sentenciado dos años después a una condena de ocho años de presidio efectivo.

Según informó la prensa argentina, en su momento la Justicia argentina “ya había ordenado la supresión del apellido del abusador en el DNI de la niña, pero debido a un cambio de formato instrumentado por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) el nombre del padre biológico seguía figurando en el dorso del documento”.

Frente a esta situación es que la jueza Montero resolvió emanar la orden respectiva para que el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas suprima del documento de la niña “los datos filiatorios paternos del dorso del DNI de la menor”.

“Con mucho esfuerzo y a fuerza de insistir, pero debo decir que he recibido la respuesta que esperaba de parte de la Justicia. Por suerte tuve el acompañamiento del Ministerio Pupilar, que acompañó también el derecho de mi hija”, contó la madre, quien aseguró que tras esta exitosa gestión judicial espera que el caso de su hija “genere un precedente” para que “ninguna otra mamá o alguno de sus hijos pasen por una situación semejante”.