logo
Mundo
/ Getty Images / Getty Images
Mundo 15/07/2021

Hombre se declaró culpable de masturbarse frente a mujeres en festivales y transporte público

Se trata de un sujeto calificado como “padre y esposo ejemplar” y trabajador de una destacada firma de seguros, en Australia.

Muhammad Khan, de 40 años, parecía tener una vida ejemplar. Proveniente de Pakistán, llegó a Australia y se convirtió en un destacado empleado de una compañía de seguros y asesorías financieras.

Está casado, tiene dos hijas pequeñas y, según los medios australianos, registra ingresos equivalentes a más de 67.000.000 de pesos chilenos anuales.

Khan vivía una vida de comodidades y sin grandes sobresaltos. Pero eso solo era una fachada de una faceta oscura, retorcida y abusiva del hombre de 40 años.

UNmasked: Public masturbator who cums on glamorous young revelers at music festivals turns out to be a high-flying…

Publicado por Ali2day en Jueves, 15 de julio de 2021

Ataques

En febrero de 2015, en medio del Festival de música de St Kilda, una mujer sintió algo húmedo en su espalda. Giró y vio a Khan abrochándose los pantalones.

La mujer se dio cuenta que el sujeto había eyaculado sobre su pantalón y blusa.

En febrero de 2017, Khan manoseó a otra mujer y eyaculó sobre ella en un tranvía.

Lo mismo se dio en marzo de marzo de 2018, pero esta vez fue en el festival de música de Brunswick.

En 2019, Khan fue grabado por una cámara de seguridad manoseando una mujer en un pub.

Después de esta ola de ataques, el sujeto fue identificado, detenido y procesado.

Tan abrumadora fueron las pruebas en su contra, que Khan no tuvo más que declararse culpable.

Ansiedad por las mujeres

Sin embargo, la esposa del sujeto, lo defendió en todo el proceso. Lo calificó “sostén de la familia”, un gran padre y un buen esposo.

La defensa de Khan planteó que el sujeto tenía problemas en su vida sexual dentro de matrimonio.

Su abogada explicó que Khan se encontraba “abrumado” y sentía mucha ansiedad por las mujeres en Australia, desde su llegada de Pakistán en 2008.

Tras declararse culpable, el hombre d 40 años espera su condena.