Mundo

Un joven desapareció hace un año y lo encontraron desorientado en el Círculo Polar Ártico

El británico Nial Atkin, de 26 años, vivía en Yorkshire, Inglaterra, cuando se le perdió la pista. Ahora lo encontraron a 3.800 kilómetros de distancia.

Nial Atkin

En mayo del año pasado, Nial Atkin desapareció… El joven británico de 26 años vivía en Yorkshire, Inglaterra, cuando su familia y amigos perdió todo contacto.

Su círculo cercano inició una desesperada búsqueda. La familia pensaba que podía encontrarse en Escocia, por algunos vínculos que tenía.

Pero nada. No hubo resultado y en todas las campañas solo hicieron aumentar las desazón de la familia.

No había ningún rastro de Nial.

Pasó más de un año hasta que ocurrió lo impensado.

En Kiruna, la ciudad más al norte de Suecia, ubicada dentro del Círculo Polar Ártico, el lugareño Jerry Ahlqvist se sorprendió por un joven que vivía en la calle.

El clima es duro en la localidad sueca y Jerry estaba preocupado por este indigente.

Habló con él, pero parecía desorientado. Jerry le sacó fotos y e inició una campaña a través de Facebook para identificar quién era este joven.

Y ocurrió lo impensado: era el desapareció Nial, a quien se le había perdido a fiesta hacía más de un año, en Yorkshire, a más de 3.800 kilómetros de distancia.

Jerry logró dar con la madre del joven británico, quien ya inició los trámites para traerlo a casa, según la prensa inglesa.

Desorientado

El muchacho permanece desorientado y le cuesta comunicarse, aseguró lo comentó Jerry a The Mirror.

“Es un poco difícil comunicarse con él, se pierde en sus pensamientos, toma mucho tiempo para responder preguntas y simplemente mira fijamente a la nada. Me ha dado cierta información sobre sí mismo, pero termina cada oración con ‘algo así’, por lo que la información también puede ser incorrecta”, aseguró.

En los próximos días, Nial se reencontrará con su familia, que tratará de averiguar cómo el joven de 26 años terminó en las calles de la ciudad más alejada de Suecia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos