Noticias

El macabro caso de secuestro en Argentina: sujeto encerró a su novia por 23 años

Estos días se realiza el juicio en Argentina, en contra de un hombre que tuvo secuestrada a quien fuera su novia, por 23 años.

Por estos días se realiza el juicio oral en Rosario, Argentina, en contra de un hombre de 60 años, que mantuvo a quien fuera su novia, 23 años secuestrada.

De acuerdo a lo que informa Crónica, Oscar conoció a María Eugenia, cuando tenía 18 años y un hijo de menos de dos.

Como en toda relación, se enamoraron y todo era color de rosa, sin embargo,   con el tiempo aparecieron los celos obsesivos y los primeros golpes.

Cuando la mujer ya había cumplido los 19 años, el imputado la llevó por la fuerza a la casa donde permaneció durante 23 años.

De acuerdo al testimonio de la propia víctima, el hombre la amenazaba con matar a su hijo y a toda su familia si intentaba salir.  Sufrió violaciones, golpes debajo del agua, dos abortos y  le suprimieron la identidad.

 “Es el precio que tenía que pagar por todo lo que le había hecho, según él. Pero hasta hoy no entiendo qué hice. Era una forma de sacrificarme para que a los míos no les pasara nada”, dijo.

Según el mismo medio, los padres de la mujer llegaron a pensar que estaba en una secta. 

“Yo no tenía oportunidad de decirles lo que ocurría”, se lamentó María Eugenia, y recordó: “Cada vez que mi mamá pasaba por la casa, me veía sentada en la puerta o barriendo el cordón. Ahora me cuenta que se conformaba con saber que estaba viva. Y cuando pasaba y estaba Oscar en la puerta, le decía ‘gorda, hija de p.., ¿qué querés acá?’. Yo le decía que se fuera porque no sabía cómo terminaría eso”.

En mayo de 2019 en un descuido de su secuestrador, que olvidó poner el candado en la entrada y se fue a bañar, María Eugenia vio la oportunidad de salir. Agarró 640 pesos que había en un monedero sobre la mesa de la cocina, dos fotos de su hijo y una carta de su papá que había encontrado. 

“Nunca pensé que iba a salir de lo que estaba viviendo”, expresó a los medios.

El imputado empezó a ser juzgado la semana pasada por privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre y la fiscal de la Oficina de Violencia de Género, Luciana Vallarella, solicitó una pena de 18 años de prisión.

Tags

Lo Último


Te recomendamos