Noticias

Safari de Rancagua detalla cómo ocurrió el ataque de un tigre a joven trabajadora

El gerente Antonio Rojas señaló que a los trabajadores se les dio la indicación de que se iba a hacer mantenimiento solamente a los portones y no el interior de las jaulas.

Conmoción ha generado la muerte de una joven trabajadora, identificada como Carolina Torres de 21 años, tras ser atacada por un tigre del Safari de Rancagua.

Tras el trágico accidente que está siendo investigado por el Ministerio Público, la gerencia del safari entregó más antecedentes de cómo ocurrieron los hechos que acabaron con la vida de la joven.

Antonio Rojas, gerente de Administración y Finanzas del Safari de Rancagua aseguró que previo a la apertura del Safari, un grupo de técnicos veterinarios y de mantenimiento realizaba labores de limpieza y aseo para el ingreso del público.

De acuerdo al relato del gerente, a tres trabajadores se les solicitó limpiar exclusivamente los portones del Recinto Felinos, el cual cuenta con una puerta corredera electrónica.

El relato del gerente del Safari Rancagua

«Se les pidió que barrieran la gravilla que había sobre el riel para no dificultar el desplazamiento del portón. Había una pareja de muchachos que estaba barriendo y obviamente el portón estaba abierto, pero todos los animales estaban en sus recintos encerrados con llave», precisó Rojas.

«En el instante en que uno de los chicos va a buscar un contenedor para poner la gravilla, ve que ya no están los chicos. Se demoró tres minutos en ir a buscar el contenedor y cuando regresó no los ve y luego ve que luego uno de ellos desde el interior viene avanzando hacia la puerta y el muchacho le dice que un tigre atacó a su compañera», relató el gerente.

Rojas aseguró que el día anterior se les dio la indicación de que se iba a hacer mantenimiento solamente a los portones del Safari Leones, no en el interior de las jaulas.

«Ellos se aproximaron donde termina el Safari de Leones y hay otro portón que da lugar al Safari de Tigres y por alguna razón abrieron el recinto que estaba con candado. No sé por qué ni para que lo abrieron, no creo que con ánimos de curiosidad, pero el trabajo rutinario no es que ellos se deslicen por el Safari adentro, ellos simplemente limpian los portones. Es muy importante recalcar que los tigres y felinos están en sectores encerrados”, agregó Rojas.

«La víctima llevaba por lo menos dos o tres años trabajando acá. No tengo mucha claridad de las circunstancias de los hechos porque son personas que conocen los protocolos», finalizó Rojas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos