Noticias

“Señor me has mirado a los ojos”: autor de la famosa canción de misa es acusado de abuso sexual

Cesáreo Gabaráin, autor de una de las canciones más famosas de la liturgia, es acusado de pederastia y abuso sexual por cuatro exalumnos en España.

Cesáreo Gabaraín, autor de una de las canciones más famosas en las misas de la iglesia católica, fue acusado de pederastia y abuso sexual, tras una serie de divulgaciones que en las últimas horas han generado conmoción en España.

En 1974 el sacerdote vasco Cesáreo Gabaráin compuso Pescador de hombres, una de las canciones más emblemáticas de la iglesia católica y cuyo trabajo le valió un disco de oro en España. Incluso, llegó a ser prelado personal de Juan Pablo II en 1979 hasta su muerte en 1991, con 54 años.

Pero su exitosa historia guardaba una oscura cara, la que ha sido revelada en los últimos días, luego que el diario El País publicara que cuatro exalumnos de un colegio marista denuncian Gabaráin por abusos sexuales reiterados.

“Era como el doctor Jekyll y mister Hyde, por un lado, un cura carismático, popular, amigo de deportistas famosos y del Papa, y por otro, un pederasta. Algo inimaginable para todos los que le admiran”, denunció Eduardo Mendoza.

En su relato, Mendoza apuntó que “dormíamos cada uno en una habitación. Tras la primera noche, mi compañero de al lado vino muy asustado a contarme que Cesáreo se le había metido en la cama y le había metido mano. Había abusado de él. Aún recuerdo su cara de terror”.

Según Mendoza, dicho testimonio también se lo contó a su tutor persona, Aniceto Abad, sacerdote que murió hace 30 años. “Se lo conté y se puso muy serio, dijo que era algo muy grave, y nos preguntó si le había pasado a más chicos. Salieron, que yo sepa, dos más. A partir de ese momento el hermano Aniceto se ocupó del tema y habló con las familias de los chavales. Cuando volvimos al colegio en enero de 1979, Cesáreo ya no estaba”, contó.

“Era un depredador. Cuando nos duchábamos, bajaba a los vestuarios a mirar”, aseguró Mendoza.

El hermano de otro aspirante a sacerdote, que murió hace 5 años, también tuvo palabras contra Gabaráin. “Mi hermano volvía a su cuarto de ducharse y el padre Cesáreo entró y empezó a decirle mientras intentaba abusar de él: ‘Eres un bichito malo’. Pero llegaron sus compañeros y le salvaron”, señaló Manuel, hermano de César Aguilera a El País.

Si bien Gabaráin fue expulsado de aquel recinto, su carrera sacerdotal continuó como si nada: fue vicario de la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves y fue confirmado en la rectoría del colegio San Fernando de Madrid.

“Televisaban una misa en directo desde el Bernabéu. En mi casa fue un shock ver a Cesáreo dirigiendo la orquesta de jóvenes con el Papa delante. Eso fue una muestra más de que a este tipo no se le castigó, de que la Iglesia no hizo absolutamente nada y que permitió que siguiera abusando de niños allá por donde fuera”, apuntó Aguilera, quien aseguró que se sintieron burlados.

Tras salir a la luz la serie de relatos en contra de Cesáreo Gabaráin, los maristas de España y la Archidiócesis de Madrid anunciaron una investigación especial.

Tags

Lo Último


Te recomendamos