logo
Noticias
 /
Noticias 14/08/2021

Otra marca de la “Sirena del hielo”: dio dos vueltas a nado alrededor de la isla de Manhattan

Bárbara Hernández logró cumplir la hazaña al participar en el ultramaratón de 94 kilómetros en aguas abiertas. La “Sirena” rodeó en 20 horas la Gran Manzana sin detenerse, cosechando un nuevo récord en su carrera.

La “Sirena de Hielo”, Bárbara Hernández, conquistó una nueva marca en su carrera este sábado. Se convirtió la primera mujer latinoamericana en nadar dos vueltas alrededor de la Isla de Manhattan.

Fue el desafío más largo en distancia y tiempo para la nadadora. Lo hizo sin detenerse, completando 94 kilómetros en 20 horas y 30 minutos. Hasta ahora sólo lo lograron 10 personas en el mundo, la mitad de ellas mujeres. 

El reto de la “Sirena” comenzó el viernes a las 11:10 horas de Chile y finalizó aproximadamente a las 07:30 de la mañana del sábado.

“Fue súper complejo, ya que es un nado muy estratégico donde no sirve ser rápida”, dijo la nadadora.

“Tuve que salir mucho más lento para evitar en la segunda vuelta tomar la corriente en contra. Estaba muerta de frío”, confesó.

La sorpresa de los turistas viendo a la “Sirena”.

Bárbara afirmó que “por la corriente tuve que esperar y fue cuando más sentí la hipotermia. No puedo salir del agua, ni tocar la embarcación y nadie me puede tocar, o quedaba descalificada”.

Una de las partes más complicadas de la trayectoria se debía a la contaminación de las aguas, con líquidos y combustibles de las embarcaciones que pasaban muy cerca de la deportista. Algunas de ellas con turistas curiosos y sorprendidos mirando la performance de Bárbara.

Durante la segunda vuelta a la isla, la “Sirena” pudo aumentar la velocidad. Sin embargo, le tocó la corriente en contra, y debió cruzar cuatro de los puentes con este fenómeno.

Adicionalmente, la chilena chocó con varias piedras, ramas, objetos extraños y peces en el camino. Relató que “esta parte del nado la logré a puro corazón y gracias a mi equipo que se preocupó de alimentarme con hidratantes, lanzando mi alimento al agua para ayudarme a combatir la hipotermia”.