Mundo

Periodista afgana permanece escondida de los talibanes: “Si me encuentran, me matarán”

La profesional dio una entrevista a un canal estadounidense desde su escondite. La joven fue despedida del canal donde trabajaba y ahora vive en la clandestinidad.

periodista afgana

Todos los días se conocen casos de los brutales abusos de los talibanes, principalmente en contra de mujeres. Esta vez, una periodista que, hasta la llegada de los fundamentalistas al poder, trabajaba en la televisión afgana.

La profesional dio una entrevista a Fox News, donde optó por no revelar su nombre. La mujer reconoció que entró en la clandestinidad porque teme por su vida.

«No sé qué me va a pasar, porque si me encuentran, me matarán», aseguró la periodista a la cadena estadounidense.

La profesional reconoció que fue crítica de los talibanes y denunció las constante violaciones a mujeres, asesinatos a los opositores y el absoluto irrespeto a los derechos de las mujeres.

«Fui una de las mujeres que siempre habló contra los talibanes en los medios de comunicación por lo que les hicieron a las mujeres, lo que les hicieron a las personas inocentes en Afganistán, lo que les hicieron a los niños en Afganistán», aseguró.

La mujer narró que cuando llegó el grupo radical al poder, ella asisitó a su trabajo, pero que un combatiente talibán le dijo: “No se te permite entrar a la televisión”.

El miliciano agregó que “Tendremos nuestro propio presentador, nuestro propio periodista. Y ya no te necesitamos”.

De forma contundente, el soldado talibán sentenció: «No necesitamos mujeres aquí”.

La periodista relató que fue a su casa, tomó a su hermano menor, de 17 años, y se fue a la clandestinidad. Ahora deambula por diferentes casas, pues teme que sea asesinada por los talibanes.

Persecución

La mujer narró que los milicianos buscan casa por casa a personas que los criticaron.

“Están controlando a las personas que siempre hablaron en contra de ellos”, aseguró.

Esto la obliga a estar en constante movimiento: «Todos los días cambio mi dirección para asegurarme de que no puedan rastrearme».

La mujer no sabe qué le depara el futuro, pero está consciente de que no podrá soportar mucho tiempo la clandestinidad.

“¿Y si matan a mi familiar? ¿Y si mataran a mis amigos por encontrarme?
No sé cuánto tiempo puedo hacer esto. No puedo poner en peligro a más personas por mi culpa», sentenció.

Tags

Lo Último


Te recomendamos