logo
Mundo
/ AP / AP
Mundo 03/09/2021

Se filtra plan secreto previsto para la muerte de la reina Isabel y palacio estalla en furia

Se trata de la “Operación London Bridge”, que cubre las ceremonias fúnebres de la monarca, que durarán 10 días. Acá los detalles.

Una falla en los protocolos de seguridad permitió la filtración de la Operación London Bridge, el plan del gobierno del Reino Unido para hacer frente a la muerte de la reina Isabel, de 95 años.

El plan detalla los pasos que seguirá La Corona y el gobierno británico cuando fallezca la monarca. Se trata de una operación que durará 10 días, desde su muerte hasta su entierro.

La filtración causó molestia entre las autoridades, pero sobre en el Palacio de Buckingham.

Los detalles

A continuación te mostramos los hitos de este plan de 10 días, que parte con el “Día D” hasta el “Día D+10”.

El primer paso tras confirma la muerte de la reina será informar al primer ministro y luego todo su gabinete.

“Estimados compañeros, es con tristeza que les escribo para informarles de la muerte de Su Majestad la Reina”, será el mensaje que recibirán los ministros.

En un plazo de 10 minutos, los edificios gubernamentales deberán tener la bandera a media asta, lo cual generó críticas entre los políticos, por el poco tiempo.

Las personas comunes se enterarán a través de la publicación de un comunicado oficial de la Casa Real. La primera autoridad que dará una declaración al respecto será el primer ministro.

La operación también también cuenta con un plan para redes sociales, donde todas cuentas gubernamentales tendrán un color negro junto a la página oficial de La Corona.

En el “Día D”, el primer ministro se reunirá con el nuevo rey y asistirá a una ceremonia en la Catedral de San Pablo, en honor a la fallecida monarca.

Paralelamente, el parlamento británico y las cámaras autónomas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte realizarán minutos de silencio, mientras el ministerio de Defensa disparará salvas en diferentes lugares.

Existen protocolos de traslado dependiendo del lugar en que muera la reina. Si fallece en residencia de Sandringham (este de Inglaterra) el ataúd llegará en tren a la estación londinense de Saint Pancras, donde será recibido por el primer ministro.

Si la muerte sucede en Balmoral (Escocia), se activará la “Operación Unicorn” que la llevará también en tren a Londres. Ante cualquier problema logístico para un traslado en tren, se realizará la “Operación Overstudy”, que trasladará el féretro en avión.

El príncipe de Gales, primero en la sucesión, hablará a la nación a las 18 horas. Y el D+1, a las 10 horas será proclamado como nuevo monarca.

El nuevo rey iniciará una gira por todo el país de inmediato, comenzado por Escocia y terminando en Gales.

En el segundo día, el cuerpo de la soberana regresará a Buckingham y el quinto día partirá al palacio de Westminster, donde podrá ser visitada por la gente.

El “D+10” se realizará el funeral de Estado y sería un día feriado. La ceremonia se llevará a cabo en la Abadía de Westminster.

Luego la monarca será sepultada en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge VI del Castillo de Windsor, junto a su esposo, el duque de Edimburgo.