logo
Nacional
 /
Nacional 07/09/2021

Convencionales denunciadas de seguir recibiendo el IFE acusan problemas de actualización en sus datos del Registro Social de Hogares

Camila Zárate y Damaris Abarca esperaban que el cambio fuera automático, mientras que Valentina Miranda hizo el trámite pero aún así seguía en los registros.

Asegurando que suponía que el sistema iba a actualizar automáticamente sus datos, Camila Zárate, una de las convencionales constituyentes denunciadas por los diputados Cristián Labbé (UDI) y Karin Luck (RN) de seguir recibiendo el beneficio del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), se defendió este martes de las acusaciones realizada por ambos parlamentarios.

Zárate, constituyente de la Lista del Pueblo por el Distrito 7 de la región de Valparaíso, reconoció la situación aunque aclaró que “no tenía idea ni conocimiento que la información sobre mi renta no se actualizaba de forma automática, porque antes se había actualizado de manera automática mi Registro Social de Hogares”.

Esto, ya que la convencional explicó que hace muchos años está inscrita en el Registro Social de Hogares, que le ha permitido acceder a beneficios del Estado para poder realizar sus estudios.

“Yo no vengo de una clase acomodada como varios convencionales, de hecho provengo de una familia no profesional y soy recién egresada de Derecho. Y como aún no me titulo, en mi último trabajo recibí una remuneración de alrededor de 500 mil pesos y lo dejé de realizar desde marzo en adelante debido a la campaña”, enfatizó.

“Por esa situación estaba recibiendo el beneficio debido a que estaba cesante”, puntualizó, apuntando que no estaba enterada de la obligación de realizar de forma particular la actualización de sus datos una vez que comenzó a recibir los $2.500.000 correspondientes a la dieta de CC.

“Desconocía que debía hacer el trámite de actualización de Registro Social de Hogares, me acabo de enterar, y me voy a asesorar para conocer los trámites respectivos de devolución del IFE con esta nueva renta estos últimos dos meses”, aseguró la convencional.

En la misma línea, pero acusando mala fe en los diputados Labbé y Luck, la convencional de Apruebo Dignidad, Valentina Miranda explicó que el pasado 19 de agosto realizó el trámite de renuncia al Registro Social de Hogares tras verificar que la actualización de sus datos no consideraba su nuevo trabajo en la CC.

“Frente a las injurias emitidas por diputados de derecha que me acusan de percibir irregularmente el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), aclaro que la titular de este beneficio es mi madre, de quien fui carga por ser estudiante universitaria. Mi núcleo familiar lo compuse con mi madre, cesante hace cerca de un año y quien es jefa de hogar. Desde la inauguración del IFE mi madre recibe este beneficio de manera ininterrumpida por no existir ningún otro ingreso económico en el hogar, como ocurre con millones de personas en nuestro país”, expuso Miranda, quien tras realizar su eliminación del registro supuso que dicho cambio se realizaría de forma automática. Cosa que finalmente no sucedió

“Las declaraciones de los diputados Cristian Labbé (UDI) y Karin Luck (RN), junto con demostrar una profunda ignorancia de cómo opera el sistema de protección social, transparentan un claro interés por manipular la realidad a fin de desprestigiar a la Convención Constitucional. Lo que verdaderamente le molesta a la derecha es que las y los pobres, quienes calificamos para el IFE, seamos parte de la redacción de esta nueva
Constitución”,
cerró.

Otra convencional que fue denunciada por los parlamentarios, Damaris Abarca (Apruebo Dignidad), también se defendió argumentando que “no se actualizó el sistema” de beneficios del IFE.

“No es un tema de probidad. Te lo explico: yo como el 80% o 90% de los chilenos (…) no sé si tú sabes pero soy deportista (campeona de ajedrez), por lo tanto obvio que recibimos IFE”, señaló en CHV, asegurando que el impasse surgió porque sus datos no se actualizaron al momento de ingresar a la Convención Constituyente.

“Acá hay un tema de no actualización y esto fue que probablemente tomó junio. Nosotros recibimos recién la dieta a fines de julio, entonces hay un tema que no se ha actualizado el sistema”, finalizó.