logo
Noticias
/ Royal Coast Review Thailand / Royal Coast Review Thailand
Noticias 09/09/2021

Adulto mayor fue por una cerveza y terminó perdido en una jungla en Tailandia

Un hombre de 78 años fue a un bar por unas cervezas y luego se fue en su moto a un templo budista donde no pudo escapar tras una tormenta eléctrica.

Un adulto mayor de nacionalidad holandesa, identificado como Franciscus Johannes van Rossum, terminó extraviado y totalmente desorientado en una jungla de Tailandia tras salir a beber una cerveza.

El hecho comenzó el pasado 31 de agosto cuando a eso de las 14:00 horas, el hombre se dirigió a un bar a tomar unas cervezas.

Tras beber cinco botellas, el hombre se subió a una moto hasta que se le perdió el paradero. “Vino a beber cinco botellas de cerveza de 2 pm a 5 pm y luego se fue. No sé adónde planeaba ir después de beber”, dijo el dueño del bar Bunteam Kiawgaew.

¿Qué pasó? La investigación estableció que el hombre se dirigió hasta un templo budista y luego de adentró en el bosque de Khong Ta Bang, donde fue sorprendido por una tormenta tropical lo que terminó desorientándolo y sin saber cómo escapar.

En tanto su esposa Rachot Chanwijit lo buscaba: “Estuve tratando de llamarlo la noche en que lo vieron por última vez, pero no respondió, así que fui al bar. No estaba allí”, dijo al diario Royal Coast Review de Tailandia.

Al día siguiente de su desaparición, el hombre logró comunicarse con su esposa, sin embargo la llamada fue entrecortada debido a la lluvia. “Me llamó de nuevo el jueves a la mañana para decirme que la batería de su teléfono estaba a punto de agotarse y que el aceite de su motocicleta se había agotado. Dijo que estaba exhausto y necesitaba ayuda, así que llamé a la policía”, dijo su esposa.

Finalmente tras cuatro días de búsqueda, los equipos de rescate dieron con el paradero de Franciscus la noche del 3 de septiembre a las 11 de la noche, mientras el adulto mayor dormía junto a un charco.

“Pensé que me iba a morir. La batería de mi teléfono estaba agotada, mi motocicleta se había quedado sin gasolina y estaba lloviendo. No había nada para comer. Me sentí tan aliviado cuando escuché a la gente local. Me salvaron la vida. Estoy tan feliz de estar a salvo y ver a mi esposa nuevamente”, señaló.