logo
Mundo
 /
Mundo 13/09/2021

Entró a robar a vivienda y al darse cuenta que no era la casa que buscaba pidió disculpas a moradores y no se llevó nada

Delincuente redujo a tres personas, pero al ver que no era la vivienda que buscaba le pidió disculpas a una de las moradoras antes de dejar la casa sin robar nada.

Un ladrón en Argentina echó marcha atrás en el robo de una vivienda en la ciudad de Rosario al percatarse que la casa donde estaba no era la que buscaba para asaltar.

El particular caso fue ampliamente informado por medios locales, que dieron cuenta que una de las tres personas reducidas por el delincuente armado en el domicilio ubicado en calle Francia 5400, relató que el mismo sujeto le “pidió disculpas” antes de retirarse de la casa.

No quiso robar nada y pidió disculpas por su error

“Tras amenazar con un arma de fuego a las tres personas que había en el domicilio, el ladrón ató con precintos a las víctimas y empecinado, decidió buscar algo en particular, por lo que revolvió cada rincón de la casa”, relataron en el diario La Capital de Rosario, donde contaron que luego permanecer por varios minutos en la residencia y “no encontrar lo que las víctimas nunca supieron que buscaba”, se acercó a una de ellas para decirles “que se había equivocado de dirección” y que se disculpaba por asaltarlos equivocadamente.

“Más allá del mal momento y el nerviosismo que vivió la familia, ningún integrante salió herido, ni tampoco debieron lamentar la sustracción de objetos o algún dinero”, señaló por su parte el diario Crónica, que recordó otro insólito caso de robo, pero en La Plata.

“Si de ‘códigos de ladrones’ hablamos, hace unas semanas una mujer de 77 años que vive en La Plata denunció que un grupo de ladrones la despertaron a mitad de la madrugada, le robaron 400 mil pesos, pero aseguró que uno de los delincuentes la abrigó y le puso un almohadón en los pies”, reveló Crónica, que en ese caso destacó que más allá del robo de US$1.800, los delincuentes se preocuparon de asistir a la adulta mayor más que de golpearla y reducirla al momento del robo.