logo
Noticias
/ Rodrigo Rojas Vade FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO / Rodrigo Rojas Vade
FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO
Noticias 13/09/2021

Los anticuerpos que genera el eventual retorno de Rojas Vade

Aunque ya tienen una opinión formada, constituyentes esperan que Rojas Vade esclarezca su futuro en la Convención a la brevedad.

Desde que comenzó el trabajo de los convencionales constituyentes, los integrantes de la ahora ya exLista del Pueblo resaltaron. La mayoría por su énfasis al intervenir en las sesiones o al dar declaraciones ante la prensa. Pero hubo un rostro entre esas filas que poco a poco fue ganando espacio y “sorprendió” al resto de sus pares. 

Rodrigo Rojas Vade, pese mostrar una postura “muy ruda”, como manifestaron sus compañeros, logró ser reconocido por su disposición al diálogo, su sencillez y amabilidad. 

De ahí, en parte, el asombro e incluso dolor que algunos dijeron sentir al enterarse de que gran parte de su carrera política, y en base a la cual llegó a la Convención, se cimentó sobre una mentira. Y es que luego de que reconociera que no tiene ni tuvo cáncer no sólo se desencadenaron procesos investigativos y administrativos, sino que también un trabajo para recomponer las confianzas y salir del “shock”. 

A una semana de lo ocurrido, en todo caso, las aguas están lejos de calmarse. Principalmente, porque el futuro del representante del D13 en el órgano encargado de proponer una nueva Constitución es incierto. Inicialmente, Rojas Vade manifestó interés por dar un paso al costado, pero hasta ahora no se sabe de causales que pueda esgrimir para concretarlo. Además, en la única declaración que hizo luego de que estallara el escándalo, no hizo mención sobre si buscará alejarse de sus labores. 

Sigue teniendo el apoyo de sus más cercanos, quienes descartan crucificarlo, aunque el grueso de los representantes están lejos de querer que se reintegre luego del término de la licencia médica que presentó el jueves pasado. 

En ese sector, donde además dicen estar cansados de referirse al asunto, estiman que sería absolutamente dañino que retorne, dada la fractura en la fe pública y en la credibilidad del proceso. Junto con esto, aseveran que su situación no hace más que desviar el foco de lo realmente importante, pues justamente para cuando se prevé su posible retorno, el 23 de septiembre (cuando se termina su licencia), estarán por definir en particular los reglamentos que los regirán. 

“Dudo que vuelva presencial, pero él es el rey de la performance, así es que si lo hace, evidentemente captará la atención de los medios y una vez más, habrá show”, sostuvo al respecto Teresa Marinovic, junto con afirmar que “a veces da la impresión de que para conseguir cosas en nuestro país, hay que inventar tragedias, o hablar de cosas que pasaron hace 500 años”.

Eso sí, consultada sobre si estima que Rojas Vade debe dar un paso al costado, declina hacerlo. “Cuando los compañeros, tus pares, empiezan a sentir que tienen derecho a decidir lo que pasa contigo, creo que se pierde legitimidad, porque tenemos conflicto de interés. Si pedimos que lo saquen, por ejemplo, alguien podría decir que lo hacemos por conveniencia política. Por eso, su conducta es de carerraja. Lo que se haga o no se haga con él, que lo decidan las instituciones competentes”, subrayó.

En todo caso, desde la pespectiva legal, de acuerdo con lo expuesto por Ruggero Cozzi, no hay nada que lo obligue a salir. “Él está en su derecho a mantenerse en el cargo, al menos jurídicamente, pero creo que políticamente le hace mucho daño al prestigio de la Convención y creo que él se da cuenta de eso. Es bien inentendible esa decisión”, argumentó. 

Dada la incertidumbre, uno de sus cercanos, Cristóbal Andrade, se limitó a aseverar que habrá que esperar su definición. “Está en él tomar la decisión. En su comunicado hablaba de que esperará el reglamento definitorio, pero lo que importa aquí es que él tiene una decisión que tomar. Está en Rodirgo determinar si sigue o se retira”, planteó el representante conocido como Dino Azulado. 

Publimetro contactó al abogado de Rojas, Tomás Ramírez, pero este declinó entregar detalles sobre si hay o no impedimentos para el retorno del constituyente y si su representado ya tomó alguna decisión al respecto.

Sigue vacante vicepresidencia

El cupo que dejó Rojas Vade en una de las vicepresidencias de la Mesa Ampliada sigue vacante. Y pese a que aún no está claro el mecanismo para buscar al reemplazante, desde Pueblo Constituyente ya informaron que no buscarán el cupo.

Así al menos lo confirmó Camila Zárate a Publimetro, indicando que “no nos encontramos en condiciones de poder asumir una vicepresidencia, debido a que la figura de Rojas Vade era importante en el colectivo y ahora estamos viviendo un proceso de reflexión. No nos sentimos en capacidad”. 

Patricio Fernández: “Es inimaginable que Rojas Vade vuelva a la Convención”

¿Cuál es su postura ante un eventual retorno de Rojas?

Es inimaginable que vuelva a la Convención. No creo y no he escuchado de convencionales que lo deseen ni que lo estén reclamando. Los más cercanos a él, tengo la impresión de que están preocupados de que no reciba sanción, pero que haya una demanda por su regreso, no. Lo que sí sucede es que hay una complicación legal, pero ese es otro tema. Traicionó la fe pública, de sus compañeros y queda muy desautorizado para que ejercer la labor. 

Él no ha reiterado interés por dejar el cargo, más bien recalcó que se defenderá. 

Lo hay debe haber tras ese comunicado, completamente insatisfactorio para uno, es una estrategia legal, una manera de mantener algún tipo de resguardo, fueros, pero la solución tendremos que buscarla. Hay que sacarse de encima, paradójicamente, este cáncer. No existía el cáncer pero se convirtió en uno y acá hay algo por cuidar, que es más importante que el afecto o los resguardos que se tengan hacia la persona. La capacidad de comprensión hacia su persona no se neutraliza ni choca con el deseo de cuidar la Convención. 

¿Se ha abierto algún camino?

Yo hubiera esperado que desde ya, para seguir avanzando con un poco más de tranquilidad, él mismo hubiera dado un paso al costado, ratificando su voluntad de abandonar la Convención. Eso habría puesto, a lo menos, un paño frío. En lugar de eso vimos una declaración confusa y autoprotectora que tendremos que ver en qué termina, porque también se le han abierto muchos flancos.