Consejos para estudiar eficientemente

La presión por prepararse para la PSU puede afectar el estudio, provocando una toma de decisión poco adecuada, como hacerlo por varias horas seguidas sin levantarse por creer que así será mejor. Aquí, consejos para evitar ese y otros errores (y convertirlos en grandes aciertos).

Por Camila Marnich

Para optimizar el tiempo y el esfuerzo a la hora de estudiar, es buena idea administrar ese tiempo y repartirlo en espacios de 30 minutos cada uno, poniendo límites al cerebro y su nivel de concentración. De esta forma se genera el hábito de enfocarse en ciertos intervalos de tiempo para luego tomar un break para airearse.

Crear una rutina de estudio es una excelente medida. Hay que empezar por tener un horario de estudio y obedecerlo; de esta manera mejora el rendimiento del estudio y no queda todo para el día siguiente.

Preparar el material antes de sentarse a estudiar. Al hacer este ejercicio, se evitan distracciones como pararse a buscar apuntes y perder tiempo importante de la rutina de concentración. Al tener todo el material reunido y ordenado, se hará más fácil cumplir con el tiempo de estudio y el objetivo.

Ponerse metas de estudio por cada sesión. Al hacer esto, el objetivo está claro y no habrá tiempo perdido preguntándose “¿qué estudiar ahora?”. Al fijarse metas por sesión, también se crea un mapa mental sobre qué día se estudió cierta materia y será más sencillo recordarlo.

Hacer resúmenes en hojas pequeñas obliga a reformular la información que se está estudiando. Puede ser en una frase o combinar notas para asimilar lo estudiado en el orden que se desea.

Evitar memorizar literal y linealmente. Al estudiar literalmente se corre el riesgo que, al olvidar una palabra, el resto del concepto se pierda. Un buen consejo es tomar la idea y usar las propias palabras para recordarla, o relacionarla con historias personales. Lo mismo pasa con la memorización lineal: es preferible buscar similitudes y diferencias entre conceptos para retener la información.

Hacer evaluaciones o cuestionarios luego de terminar una unidad de estudio para saber qué tan preparado estás o qué tal resultó la metodología de estudio que elegiste (no en vano vienen al final de cada unidad de aprendizaje en los libros).

Una buena idea es explicarle lo estudiado a otra persona usando tus propias palabras. De esta forma pones en práctica lo mencionado anteriormente sobre reformular la información y además vas a estar repasando lo estudiado.

Alejarse de distracciones como la televisión, computador, celulares o tablets durante el rato de estudio, para poner en práctica la concentración de 30 minutos que está mencionada anteriormente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo