Tips para bajar esos kilos extras del "18" al volver a la rutina laboral

Por

Los cinco días de juerga, asados y tragos, pasan la cuenta y los excesos de comida y bebida se transforman en varios kilos extras en el cuerpo.

Por esto, al volver a la rutina laboral, también se regresa a la rutina alimentaria y recuperar el peso pre-diciocho es posible, asegura la nutricionista de Clínica INDISA, María Cecilia Benavides.

La experta entrega útiles consejos para eliminar ese sobrepeso ahora y así no arrastrarlos hasta el verano.

1. Organiza horarios. Fracciona tu alimentación cada 3 horas, acorde a tus actividades cotidianas. Comer poco varias veces al día te ayudará a controlar tus niveles de glicemia (azúcar en sangre) y, por lo tanto, tu peso.

2. Aprende a seleccionar los mejores alimentos. Prefiere aquellos alimentos que son ricos en nutrientes saludables y deja para ocasiones especiales (cumpleaños, matrimonios, bautizos, entre otros) aquellos alimentos ricos en grasa saturada, colesterol, azúcares, sodio (sal), entre otros.

3. Ajusta las cantidades de alimentos según tus necesidades nutricionales de energía (calorías) y nutrientes. Para poder controlar el peso es necesario identificar cuánto necesitas comer de cada alimentos, si no lo sabes es importante que te informes sobre esto con un nutricionista. Analiza si realizas un trabajo sedentario, sentado frente a un computador o tu labor es más bien física, como levantar peso o caminar todo el día, entonces necesitas calorías y energía extra.


Guía práctica.

Al desayuno y a la once, prefiere lácteos bajos en grasa o descremados (leche, yogurt, quesillo, entre otros), panes o galletas o cereales integrales y sin azúcar.

Para que no te de hambre en al trabajo, incluye a media mañana y media tarde colaciones a base de frutas o lácteos descremados.


En el almuerzo, privilegia verduras de distintos colores como ensaladas, guisos o cremas. Así como carnes saludables como pescado, pollo, pavo, entre otras. Modera el consumo de arroz, fideos y papas. Si no es posible salir a comer en el trabajo, es recomendable cocinar en la casa y llevar estos alimentos saludables al trabajo.

Las bebidas que se consumen en el almuerzo o en la tarde, deben ser sin calorías (té o aguas de hierbas con endulzante, agua potable, agua mineral saborizada, bebidas o jugos en polvo light o diet). Si te da hambre entre comidas, es mejor tomar estos bebestibles que gaseosas.

Actividad física


1. Camina como mínimo 30 minutos al día. Esta recomendación considera los beneficios de la caminata sobre el aumento de la utilización de las grasas almacenadas como sustrato energético; el fortalecimiento del sistema respiratorio; el aumento del tono muscular y la disminución del porcentaje de masa grasa. Puedes caminar del Metro al trabajo en vez de tomar un microbús, por ejemplo. O si el lugar de trabajo está cercano al hogar, hacer el trayecto caminando.

2. Realiza ejercicios de estiramiento o elongación. Se recomienda realizar al menos 5 minutos de estos ejercicios para mejorar la flexibilidad y movilidad de las articulaciones, fortalecer los ligamentos y tendones y disminuir los riesgos de lesiones laborales por descompensación entre grupos musculares producidos por ciertos trabajos.

3. Prefiere recrearte activamente. Con el fin de disminuir el estrés propio de la vida moderna, promueve el desarrollo de actividad física en adecuadas condiciones físicas y ambientales, de acuerdo a la personalidad e intereses de cada persona, por ejemplo: actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza, como paseos, juegos en canchas, andar en bicicleta, etc.

4. . Realiza pausas activas en el trabajo. Los programas de ejercicio físico planificado dentro de la jornada laboral activan la musculatura y el sistema cardiorespiratorio, contribuyen a mejorar la capacidad física y disminuyen la tensión nerviosa y emocional de los trabajadores.

5. Adapta la intensidad a tu ritmo personal. La capacidad para realizar trabajos a mayor o menor intensidad depende de: la edad, el sexo, tipo de ejercicio (resistencia, fuerza o velocidad) y del entrenamiento físico de la persona. Ésta debe adaptar su plan de trabajo a sus propias características e incrementar la intensidad progresivamente, ya que la capacidad física aumenta con la práctica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo